Teatro para dedicar nuestro aplauso a la memoria de Ángeles y Miguel, Señora de rojo sobre fondo gris.

Morir como las alondras sedientascof

AGONÍA

Morir como las alondras sedientas
sobre un espejismo.                                                                                                                                                                                   
O lo mismo que la codorniz
tras cruzar el mar
junto a las primeras matas
porque ya no tiene ganas de volar.

Pero no vivir solamente de lamentos
Como un jilguero cegado

                                           Giuseppe Ungaretti (1888-1970)

Una vez más, he vuelto a andar mucho. Doscientos cincuenta  kilómetros de solitaria pero ilusionada ida y una vuelta ya pasada la hora Cenicienta para gozar mucho en Madrid adonde  siempre es un gusto volver y siempre para  sentir a través de la Literatura.

De nuevo me he atrevido con la novela adaptada al teatro aún cuando he de reconocer que no me gustan pues casi siempre pierde el libro y procuro huir de ellas tanto reconvertidas al Séptimo Arte como al de Talía.

De nuevo, el Teatro Bellas Artes ha hecho honor a su nombre y no me ha defraudado como no lo hizo en aquella tierna adaptación del que para mí es mi mejor libro de José Luis Sampedro.

Un libro para la ternura:La sonrisa etrusca https://anaquelsite.wordpress.com/2013/04/07/un-libro-para-la-ternurala-sonrisa-etrusca/ vía @wordpressdotcom

De nuevo ha sido mi viejo amigo don Miguel el que me ha llamado. Gustándome toda su obra, hay dos que me emocionan de manera especial, cosa que tuve el privilegio de comentar con él. Una de ellas, “Cinco horas con Mario” porque siempre admiraré cómo él, un hombre, supo captar el sentir de Carmen Sotillo hasta lograr transformar la humana empatía en femenina sororidad.

Cinco horas con Mario y siete años sin Don Miguel Delibes https://anaquelsite.wordpress.com/2017/03/12/cinco-horas-con-mario-y-siete-anos-sin-don-miguel-delibes/ vía @wordpressdotcom

libro señora de rojo           La otra, es novela en la que también  es protagonista una mujer, Ana. En la ficción, esposa de Nicolás, narrador y único actor de un monólogo impresionante en el que, en realidad, Sacristán da vida al propio autor, Miguel Delibes, que en “Señora de rojo sobre fondo gris ” evoca “enamorado retrato” de Ángeles de Castro, su mujer a quien dedicó esta obra en la que se refiere ” a muchos aspectos de su vida en común y, sobre todo,a la descripción del inesperado proceso de una enfermedad que le condujo,joven, a una muerte imprevista” 

Yo escribía para ella. Y cuando faltó su juicio,me faltó la referencia.Dejé de escribir, y en esta situación duró años. En ese tiempo pensé , a veces,que todo se hubiera terminado.

 Miguel Delibes

¡ Qué familiar este sentir ! Madre ¿será por eso que esa Señora de rojo sobre fondo gris me resulta tan parecida a aquella otra de negro sobre fondo oscuro que hoy se admira en el Museo Gonzalvo ,de Rubielos de Mora ? ¿ quizá la realidad de un Miguel o un Oscar supera la ficción de un Nicolás?

Ángeles, Carmen, Lou… Ellas, siempre ellas.

mde¿De quien aprendió entonces que una rosa en un florero puede ser más hermosa que un ramo de rosas o que la belleza podía esconderse en un viejo reloj de pared  destripado y lleno de libros ?

“Señora de rojo sobre fondo gris, el profundo dolor de tu ausencia” como tan acertadamente ha resumido esta obra el amigo de la Literatura-no me mola lo de “experto”- José Miguel Vila en  cuya opinión ni quito ni pongo palabra

https://www.diariocritico.com/noticia/529948/teatro/senora-de-rojo-sobre-fondo-gris:-el-profundo-dolor-de-tu-ausencia.html

cof

Humilde y simplemente, sumo un bis en ese ¡ Bravo ! que en la  noche del 10 de septiembre de 2019 y en el Teatro Bellas Artes faltó y no creo que fuera por falta de pasión en el auditorio sino más bien por un exceso de emoción que sin palabras nos dejó.

Ovación gigante para José Sacristán como actor y hasta como hombre que, ya talludico, sigue teniendo el  jovial encanto de la ingenuidad como pudo demostrar ese mismo día. ¡ Hablemos ! que diría Benjamín Prado… aunque no haya peor ciego que el que no quiere ver, peor mudo que el que no quiere hablar ni peor entendedor que quien no quiere entenderse. 

José Sacristán, a Carmen Calvo tras la negociación de PSOE y Podemos: “Poneos de acuerdo, por favor” https://www.elperiodico.com/es/yotele/20190911/jose-sacristan-carmen-calvo-psoe-podemos-7629516?utm_source=twitter&utm_medium=social&utm_campaign=btn-share

Ovación que no merecen como tampoco acordarnos de sus nombres. Sí de Jesús Cimarro, Director del Teatro Bellas Artes y de todo un equipo que  tanto nos ha hecho soñar, emocionar y gozar como lo ha hecho José Sámano, productor y director de la obra además de responsable de su acertada y fiel adaptación junto al propio José Sacristán e Inés Camiña.

Ovación hasta el infinito y mucho más allá- sí, amigo Pepe Sacristán- para quien con toda justicia, admiración y nobleza así la vienes pidiendo al final de cada representación desde el estreno el pasado 4 de septiembre:

“Con vuestro permiso, dedicad vuestro aplauso a la memoria de Ángeles y Miguel Delibes”

 

Así fue y así será .