Quien te cerrará los ojos,un libro para saber de lugares que no se vaciarán aunque haya quien les llame la España vaciada.

IMG_20190327_150023 Aquí la envidia y la mentira
me tuvieron encerrado
¡Dichoso el humilde estado
del sabio que se retira
de aqueste mundo malvado,
y, con pobre mesa y casa,
en el campo deleitoso,
con solo Dios se compasa,
y a solas su vida pasa,
ni envidiado ni envidioso !

Fray Luis de León

Hoy se cumplen 119 años del nacimiento rural , en Paniza, de una mujer, María Juana Moliner Ruiz (léase María Moliner) aún poco a poco conocida como filóloga, autora del “Diccionario de uso  del español” adonde alguno corrió para saber qué era zascandil de ¡zas candil !  y  que decía cosas tan idóneas para nuestros gentes como :

«Probad a hablarles de cultura y veréis cómo sus ojos se abren y sus cabezas se mueven en un gesto de asentimiento, y cómo invariablemente responden: ¡Eso, eso es lo que nos hace falta: cultura!»

Hoy es víspera de lo que mañana se espera sea en la mayor urbe de España, Madrid, el mayor testimonio de una revuelta , la de la España vaciada. Calificativo que, por cierto, no me gusta como tampoco tantos como se van a subir al carro ( leáse autobús fletado “ad hoc” y “de balde”) con tan escaso y real compromiso como pudieran sumarse a un ágape con los que se suelen cerrar jornadas formativas en las que el participar ya es otro cantar.

Hoy también es día en que he terminado la lectura de un libro escrito por otra mujer que también nació rural y manchega, de Terrinches, y que es “perioantropodista” . “Usease”-que dicen por nuestra Mancha- periodista amante de lo humano, que bien lo demostró en su primer libro “Heridas del viento.Crónicas armenias con manchas de jugo de granada”. Virginia Mendoza , amante de la palabra que comparte en diferentes e-medios como Yorokobu https://www.yorokobu.es/vivir-en-el-campo/

IMG_20190330_152422Virginia que en “Quien te cerrará los ojos” deja hablar a quienes son auténtica especie en extinción del paisaje rural, su paisanaje. Diez capítulos llenos de sensibilidad del que especialmente me ha cautivado “La onomatopeya del trueno” que me empuja a, más pronto que tarde, hacer camino a Terrinches y  Foncebandón y allí, aunque ya no suene la que fue alma de los pueblos ni exista quien como campanero fue periodista del mundo rural, homenajear a tantos Pacos de hogaño- causalmente bisabuelo de Virginia- como aún Marías de antaño. 

Historias de arraigo y soledad en la España rural: Extremadura (Deleitosa, Los Rubios) Aragón (Espierba, La Estrella, Ballabriga )  Castilla y León ( Vea, Jaramillo Quebrado , Foncebandón)  La Mancha (Terrinches) Andalucía (Castril)

Relatos que son conversaciones trufadas de expresiones autóctonas, de alusiones literarias, de poéticos recuerdos rurales que emocionan en la prosa de una nieta que dedica este libro a los que quedaron.

Sí, para la hermana María del Prado, amiga de Virginia, el tema favorito era la muerte. Como buena manchega. Como lo fue y vivió el tema de la muerte aquella otra tan familiarmente cercana a mí y que el pasado 24 de enero no halló mejor regalo por mi santo que morirse en tal fecha. Cuando ese día llegó, yo lo tenía todo preparado. 

Esa que llaman España vaciada no ha de encontrar quien le cierre los ojos. Jamás podremos tener todo preparado para ese día que significaría irremisiblemente la muerte de una sociedad en la que el mundo rural no puede quedar en simple destino turístico cuando fue , es y siempre será origen de vida.

Un libro para rescatar la memoria poética de aquellas todavía invisibles, Tierra de mujeres

 

edf
“Toda mi infancia es pueblo. Pastores, campo, cielo, soledad.
Sencillez, en suma. Yo me sorprendo mucho cuando creen que esas cosas que hay en mis obras son atrevimientos míos , audacias de poeta.No.Son detalles auténticos, que a mucha gente le parecen raros porque es raro también acercarse a la vida con esta actitud tan simple y tan poco practicada.: ver y oír…A mí me interesa más la gente que habita el paisaje que el paisaje en sí mismo.Yo puedo estarme contemplando una sierra durante un cuarto de hora,pero enseguida corro a hablar con el pastor o el leñador de esa sierra.Luego, al escribir,recuerdo uno de esos diálogos y surge la expresión popular auténtica.Tengo un gran archivo en los recuerdos de mi niñez; de oír hablar a la gente.Es la memoria poética y a ella me atengo .” 
Coroque* no hay mejores palabras que las de un hombre, Federico García Lorca, que una mujer ha tomado prestadas como introducción a “Por un medio rural vivo”,  capítulo 5 de la segunda parte de un libro que nace para dar voz a quienes la han tenido apagada, las mujeres rurales.
Mujeres rurales de antaño en el archivo de los recuerdos de tantas mujeres rurales de hogaño como María Sánchez, escritora  de “Tierra de mujeres”. María Sánchez, joven andaluza de la familia de “las Gorditas”. A ellas, su tatarabuela,abuela y madre dedica una obra que es ,como ellas , memoria poética de unas vivencias a las que no somos ajenas tantas y tantas congéneres que hoy seguimos creyendo,amando y viviendo en tantos y tantos pueblos hoy objeto no del deseo sino del interés de quien, fruto de europea moda, ve en ellos fuente en la que saciar  sus ambiciones políticas, mediáticas y materiales. Mero “gólfi” que es como en nuestra Andalucía rural dicen de lo que apenas tiene leve baño dorado. Ellos- escritores, periodistas,políticos, investigadores y demás gente tan importante como urbanita-poco se mancharán los zapatos de barro rural. Todo lo más, y para  testimoniar su generosa aquiescencia campera , se harán un “selfi” que , eso sí, ya se encargarán de compartir para ilustrar sus teóricas ponencias, su mediática y puntual presencia: “Selfi-golfi”
Después de no pocas experiencias frustradas con supuestas asociaciones que dicen nacer como redentoras, hoy soy totalmente escéptica  con todo aquello que me convoque en nombre de la despoblación. Por eso, sí, confieso que tan escéptica he sido con “Tierra de mujeres” como con su autora,a quien conocí hace dos años en un evento sobre Cultura y Mundo Rural en el que, como suele ocurrir y como bien decía Federico, mucho interesó el paisaje- muy rural y a la par atractiva fue la sede de su celebración- pero poco o más bien nada la gente que lo habitaba y que brilló por su ausencia. Ya se sabe, el desarrollo rural, el in-sostenible ,tiene idéntico lema que el Despotismo Ilustrado: Todo para el pueblo pero sin el pueblo.
Pese a mi escepticismo y porque siempre creeré en las oportunidades que ,por cierto, escasamente nos llegan a las mujeres rurales y libres de etiquetas, me permití adelantarme al 8 de marzo con un capricho en mí tan permanente como necesario: el libro. En este caso, subí a mi anaquel “Tierra de mujeres”, escrito por una mujer de tierra,alcornoque, olivo y huerto: María, la primera en ejercer un oficio tan “masculino” y universitario como el veterinario en el que abuelo y padre le preceden.
@MariaMercromina en esa “red del pío pío” que es Twitter , “una veterinaria que escribe” y con la que comparto “Tierra de mujeres” que es mucho más y mejor que un ensayo hecho libro. Es vida y tantas sensaciones como hay en ella: esperanza, gratitud, reconocimiento, esfuerzo pero también olores, sabores, sonidos, texturas…todo en ese ambiente rural que sólo reconocemos quienes lo conocemos, amamos y deseamos tan vivo como auténtico y, por supuesto, tan diverso como alejado a esos parques temáticos en que pretenden convertir nuestros pueblos quienes no hallan mejor estrategia que la de envolvernos en plástico. ¡Y prohibir ! Que no falte cualquier prohibición que evite salirse de lo políticamente correcto.
María Sánchez no lo es…políticamente correcta, digo. Tampoco  soez, ordinaria, paleta o inculta, que es lo algunos todavía creen patrimonio rural. María es amable y emotiva a la vez que irónica y jovial. María es mujer rural de verdad, no “golfi” ni “de salón” y como tal sabe de lo que habla y habla de lo que sabe.
De vida rural, que es la agricultura y la ganadería y mucho más. De feminismo, que es creer y querer las mismas oportunidades para mujeres y hombres, no mejores ni peores.De sororidad, que no es el fundamentalismo doctrinario, sino la empatía en tierra de mujeres. De implicación, que es la participación plena e igualitaria de mujeres y hombres, de rurales y urbanos, de civiles y políticos: laissez faire, laissez passer
“Tierra de mujeres” nos lleva a aquellos pero, sobre todo, a aquellas que trabajaron y cuidaron la tierra y nunca fueron reconocidas.Todavía las hay, pese a que quizá oportunistas lemas digan que nos hallamos en tiempo de mujeres y oportunistas campañas reivindiquen esas tierras de silencio en que pretenden sumir al paisaje rural.
No con el silencio de María Sánchez. Tampoco con el mío, que convertiré su “Tierra de mujeres” en manual práctico en esa docena de acciones formativas por el empoderamiento de la mujer que mejor que impartir, compartiré en tierra de mujeres como es la castellana y la andaluza.
¿Sobrevivir escribiendo será una manera ciega de ser útil a la especie? se preguntaba María Gabriela Llansol y se sigue preguntando María Sánchez en “Tierra de mujeres ” donde también responde :
Amigas,hermanas, compañeras,sí.Creo que sí.Creo que todavía estamos a tiempo
* Coroque: “creo que” en el tradicional y popular habla piñonera (San Clemente de La Mancha)

Un libro que nace de un lugar de La Mancha: Morderás el polvo

Peder.jpg

Es en su configuración de un bosquejo de víctimas y verdugos, donde la moral y la sexualidad no brillan por su equilibrio, bajo una atmósfera represiva, donde podemos encontrar su identidad vinculada a sus “obsesiones narrativas”

Palabras del Filólogo  José Antonio Mérida Donoso que si no hubiera escrito  en  artículo periodístico (El Periódico de Aragón  3/12/2012)  dedicado a“Borau,un hombre por y para el cine”, bien podría yo apropiarme de ellas para referirme a un escritor que, como Borau dijo  de su obra:Las películas que hago son películas difíciles, por lo menos poco frecuentes, no hechas a contracorriente como algunos han dicho, pero poco complacientes. Leo,es una película dura, sincera, sin ningún truco, sin ningún adorno, igualmente podría decir él de la suya.

De la suya… de momento novela única cuyo autor, Roberto Osa, vió sus primeras luces en un lugar de La Mancha y de Cuenca llamado El Pedernoso. Lugar rural de donde nace  Morderás el polvo, un relato que nos acerca a este ámbito que tanto y tan bien conozco en mi andar de mis afanes y días como en el leer de tantas novelas que,nada más comenzarlas, me atraparon por la inmersión natural que en él suponían.Ahí las de mi viejo amigo Don Miguel (Delibes) y José Luis (Sampedro) y ahí siempre ese Gracejo que descubrí en La sonrisa de La Magdalena, igualmente primera novela de mi siempre amigo Oscar da Cunha.

Morderás el polvo también me atrajo. Lo hizo antes de leerla, de conocer a su autor, a través de un programa de radio donde el libro tiene un lugar preferente.Me atrajo su temática rural,las raíces conquenses del escritor y aunque mucho huyo siempre de “libros más leídos” y más últimamente de premios literarios , he de reconocer que también me atrajo el que,aunando ambas circunstancias de rural y conquense,hubiera quedado finalista en el Premio Nadal 2017.

Con tal entusiasmo busqué,hallé y leí Morderás el polvo, un libro que personalmente creo abre camino a un escritor que, aún cuantitativamente en ciernes,cualitativamente lo es por una prosa correcta y concreta que tanto se acerca a esa máxima del clérigo Gracián.

revés MorderásUn libro breve–167 páginas- y por ello dos veces bueno que a pesar de aparentes similitudes, poco tiene que ver con otro primer libro escrito por quien también tiene sus raíces en idéntico lugar de La Mancha de Cuenca de donde también han nacido las 441 páginas de “Cuando el cielo diga mi nombre” de Ana I Fernández.

Podría decirse que ambos,leídos simultáneamente en estos días en que, gracias a Cervantes y Shakespeare, el libro asume mundial protagonismo que nunca desearé  flor de un día 23 de abril, son cara y cruz de una moneda. Una moneda que cada una,si quiere, habrá de descubrir leyendo y sintiendo.

Por mi parte, leído el XXXVI Premio de Novela Felipe Trigo con el que el fue reconocido en 2017 por el Ayuntamiento de Villanueva de la Serena/Badajoz , yo reconozco que con Morderás el polvo, lo he mordido en sus más negras tonalidades que tanto me han recordado a aragoneses rurales y geniales. No sólo el cineasta Borau, sino al maestro Goya cuya pintura negra no es precisamente la que más me atrae,pese a no dudar del singular expresionismo de su Aquelarre o El gran cabrón.

Para gustos,los colores aunque a veces, como en Morderás el polvo ,no brillen por su presencia. Quizá sea en un nuevo libro del conquense Roberto Osa.Así lo espero.

Un libro para revertir hechizos que borran a la mujer:Regreso a tu piel

Rompiendo hechizos

                                                                        Es necesario 
                                                revertir el hechizo. 
  
                                                Ese 
                                                que borra a las mujeres 
                                                de los libros de historia, 
                                                de las esferas de poder, 
                                                de las antologías. 
  
                                                Ese 
                                                que las encierra 
                                                entre cuatro paredes 
                                                con solo 
                                                colocarles un anillo

        Si todos y cada uno de los días de todos y cada uno de los años han de ser nuestros,estoy con el movimiento feminista en que preciso es,aunque triste,el empecinarnos en dar justa visibilidad a quienes somos el 51% de un mundo que jamás llegará a ser mejor sin equidad.Equidad que supone el romper hechizos que nos alienan impidiendo la participación plena de la mujer en todos los ámbitos.

       Participación que hemos de forzar rompiendo el miedo que invade, que incluso impide nuestros sueños y que es verdadero instigador de vergonzoso feminicidio.

Feminicidio

El miedo 
Se empeña en anidar 
nuestros cuerpos. 
  
Invade nuestros sueños. 
  
Obstaculiza 
cada acto deliberado 
de nuestras vidas. 
  
Es necesario 
conjurar 
La cacería.

 

Romper miedos que han anidado en cuerpos que han querido hacernos ver de rostros horribles, verrugosos y de  nariz ganchuda

Campaña negra

Lo de la nariz ganchuda 
y las verrugas 
fue pura campaña negra 
para frenar el sufragismo, 
las brujas somos mujeres 
que transformamos la realidad 
como lo hicimos 
con el uso de la escoba.

 

Sí,mujeres ¡mordamos la manzana ¡

¡dejémonos de cuentos ¡ ¿por qué seguir alimentando un machismo de enanos que inventaron sus brujas para encerrarnos en ellas?

                                                                                                                 Muerde la manzana

                                  no dormirás

                                  es solo un cuento

                                  que inventaron los enanos

                                  para no perder “su paraíso”.

 

Si todos y cada uno de los días de todos y cada uno de los años han de ser nuestros, el mes de marzo siempre será en esta red de Participación Rural Viva mes de especial reivindicación FEMINISTA. Sí, sin miedo. Feminista como los poemas de la feminista escritora guatemalteca  Guisela López http://www.mujeresnet.info/2012/05/feminismo-y-otros-poemas.html.

Si todos y cada uno de los días de todos y cada uno de los años han de ser nuestros y en todos ellos aprender mucho leyendo mucho, hoy comparto mis feministas sensaciones respecto a un libro, Regreso a tu piel, de la escritora Luz Gabás, que al menos a mí me ha servido para reflexionar sobre la necesidad de revertir hechizos que nos convierten en brujas cuando al miedo machista así conviene.

Vivimos un tiempo en que en exceso se trivializa. Así se hace,y muchas veces por mor de lo que decimos desarrollo,con temas que nos hacen  protagonistas de cuentos que no lo fueron.Así la brujería,antaño excusa para violencia machista e inculta-ambas cosas van tan unidas como alejadas de la educación-y ahora divertimento de un ocio para el que se oferta el dolor de ayer hoy banalizado en manipulada y falsa brujería.

Todo es legítimo…Hoy como ayer “con lo que han dicho esta mañana,no es necesario que los delitos se hayan consumado” “Basta con que haya rumores sobre ellos. Alguien piensa algo, sospecha o sugiere y al día siguiente es realidad”…

Toda cobardía halla legítima justificación…hasta el valor de la mujer a quien “el peor de los demonios la ampara,si resiste como lo hace”.

Regreso a tu piel,una novela para aprender mucho de mujeres fuertes como Brianda de Lubich a quien su padre educó en la igualdad,la justicia,la libertad,la lealtad… Una auténtica bruja que como tantas congéneres quiso,queremos y querrán volar

¡Quiero volar ¡

                                     Mi cuerpo, mis ojos, mi cara envejecen

                                     silenciosamente, se escapa el estío,

                                     debo defender la alegría que aún queda,

                                     debo resguardarme que ya viene el frío.

 

                                     Tendré que ignorarte cuando estés presente

                                     pues eres sinónimo de encarnizado hielo,

                                     eres mi adversario si busco la dicha,

                                     insufrible enemigo de todos mis anhelos.

 

                                     Entre ambos labramos primorosos sueños

                                     aunque nunca concebí, ni pude imaginar

                                     que de concretarlos sería el marino

                                     y tú, mi indolente e injusto capitán.

 

                                     Quiero despegar, elevar el vuelo

                                     mudar esta piel que se ve cansada

                                     caminar errante por ninguna senda

                                     quiero liberarme, ya no estar anclada. 

Sylvia Verónica Castro Paz

Yerma,octogenaria y fértil

El cielo tiene jardines
con rosales de alegría,
entre rosal y rosal
la rosa de maravilla.
Rayo de aurora parece
y un arcángel la vigila,
las alas como tormentas,
los ojos como agonías.
Alrededor de sus hojas
arroyos de leche tibia
juegan y mojan la cara
de las estrellas tranquilas.
Señor,abre tu rosa
sobre mi carne marchita.

No hallo forma más idónea de enlazar en esta red dos alboroques tan merecidos como lo son ANDALUCÍA  y la MUJER que atrayendo nuestras miradas hacia esta mujer andaluza centenaria y fértil que es Yerma.

No hay azar,como siempre en mí.Tampoco meras circunstancias aleatorias.Yerma es segunda tragedia de Federico García Lorca,tras Bodas de Sangre,que en febrero de 1934 estaba tratando de acabar,ya con su título definitivo,cuyo estreno estaba previsto para un día como hoy, 1 de marzo,en Buenos Aires y representada por Lola Membrives.En dicha fecha,y como homenaje a Federico,se representaron La zapatera prodigiosa,Bodas de Sangre,la 3ª estampa de Mariana Pineda siendo el propio autor y homenajeado el encargado de poner broche de oro al acto con la lectura del primer acto de Yerma:

Tener un hijo no es tener un ramo de rosas.Hemos de sufrir para verlos crecer.Yo pienso que se nos va la mitad de nuestra sangre.Pero esto es bueno,sano,hermoso.Cada mujer tiene sangre para cuatro o cinco hijos y cuando no los tiene se les vuelve veneno,como me va a pasar a mi  dice Yerma ,representando la desesperación de la mujer de antaño cuando le resultaba imposible tener hijos. La tragedia refleja la opresión que vivían las mujeres de la época ya que la sociedad imponía que su objetivo en la vida era, únicamente, cuidar del hogar y tener descendencia. ¿Algo totalmente obsoleto?

Yerma,tragedia con 4 personajes principales y coros,como han de ser las tragedias,afirmaba sobre ella el autor quien por fin,el 29 de diciembre de 1934 pudo verla estrenada en el Teatro Español de Madrid con Margarita Xirgu en el papel estelar y que,por cierto,le valió que nada más alzarse el telón se oyeran gritos en su contra. Los alborotadores fueron expulsados de la sala. Al terminar la obra, el teatro se venía abajo, fue una auténtica apoteosis el entusiamo del público. El poeta tuvo que salir al escenario. Margarita Xirgu tan dueña de sí misma en todo momento, ocultaba su rostro entre las manos: lloraba sostenida por Federico García Lorca. El poeta se adelantó y pidió un aplauso para ella, para ella sola. 

Durante meses “Yerma” fue objeto de polémica. Tanto, que a las dos semanas de su estreno se habló incluso de prohibirla por blasfemia e inmoralidad.Ochenta años atrás… ¿eran aquellos otros tiempos?

Yerma,mujer andaluza centenaria y fértil.A pesar de su esterilidad,que representando  mucho más que una frustración familiar,social y,desde luego,sexual todavía hoy se convierte en una de las grandes tragedias de la humanidad” y la “opresión” que, aún a día de hoy, sufre la mujer en todo el mundo ¿ajena esa Yerma que luchaba desesperadamente con su verdad ocho décadas atrás?

No fue carne marchita no,la de aquella  cuya familiar imagen ilustra este artículo Imagen de la que es centro,sosteniendo en sus brazos a ese nieto,representante de un tercera generación a la que hoy se suman 3 más.

Mujer andaluza,de Úbeda y de la que Yerma bien pudiera haber sido coetánea si no hubiera quedado en  literaria hija de tan prolífico y poético  padre. 

Josefa Fernández Piñera,mi bisabuela andaluza para quien,aparentemente más afortunada que Yerma, el cielo tuvo jardines con rosales de alegría haciéndola mujer segura cuya fortaleza no estribó en su física fertilidad. Me contaron que fue mujer andaluza que jamás sintió obstinación  en la no aceptación de sus vulnerabilidades.Ojalá así fuera.

Ojalá,así que pasen otros 80 años,no haya más Yermas que den por imposibles sus  sueños porque, como aquella  sientan que Los hombres tienen otra VIDA,los ganados,los árboles,las conversaciones:las mujeres no tenemos más que ésta de la cría y el cuidado de la cría.

…Ojalá pero… ¡¡¡ permitidme la duda !!!

Un libro prohibido a quien carezca de estilo y buen gusto:La casa rural

EL LIBRO

El dueño de la casa rural de Villadaro,pueblo manchego,recibe la visita de un huésped singular.Placentino Costas.Ante la estupefacción del hostelero,le anuncia de manera rotunda que la única y verdadera intención de su llegada es suicidarse en aquella casa…

        Siempre diré que en la vida no existen las casualidades y,de nuevo,me reafirmo y  reafirman congéneres como esta sevillana recriada en Madrid y que,como reorural, arribó a tierras de La Mancha de Cuenca apenas tres años atrás y así, a modo de renglón si no torcido sí despistado de Dios,me ha brindado la oportunidad de conocer,sí,una casa y un libro prohibidos a quienes carezcan de estilo y buen gusto: LA CASA RURAL www.ladiscreta.com

     La Casa Rural Palacio Universitas en la que Adolfo M.Martínez centra un libro que es mucho más y mejor que ameno relato lleno de sutil ironía.A la par es auténtico tratado sobre el saber popular que encierra un paisaje, el de La Mancha, que como parte de su paisanaje muy bien conoce su autor.

     No lejos de Villadoro,bien dijo Cervantes por boca del Ingenioso caballero que ” quien lee mucho y anda mucho,ve mucho y sabe mucho” que así ocurre con este autor que en estas 176 páginas refleja saber mucho de arte,historia,ética,agricultura,ornitología, música,mitología y ,por supuesto “mundología” y no sólo rural.

      Conocimiento profundo de La Mancha y sus pueblos  cuyos nombres a veces prefiere disimular. Así Villadaro,donde en la novela ubica La Casa Rural que nosotros podemos disfrutar en la realidad en Villaescusa de Haro;Montbello;El Pedregoso;Pedrolópez con su famoso restaurante “Las Verjas” o El Espinar de La Fuente,de donde es primer edil quien también hoy es primer diputado de Cuenca. En otros casos,las alusiones son directas:Las Mesas o Socuéllamos. Siempre,referencias basadas en el conocimiento que sólo da el ser parte de un lugar. 

 EL ESCRITOR

Mas si  no existen casualidades, sí siempre las causalidades y precisamente éstas me han llevado desde la intuición en una charla entre amigos,unos pocos atrás,a la certeza de que aquel a quien uno de ellos había conocido muchos años atrás, iba a ser mi próximo y positivo descubrimiento muy pocos días después.

     Intuición de una bruja blanca de nuevo premiada con el conocimiento disfrute y aprendizaje de quien así se presenta:

Yo no nací: eclosioné.Mi madre puso el huevo en San Clemente y yo rompí el cascarón en Villaescusa de Haro,ambos de Cuenca.Los que hemos venido al mundo así no tenemos biografía,ni siquiera historia.Tenemos sucesos,nos ocurren cosas…

        Nacido en San Clemente ¿otra casualidad? Lector empedernido y poseedor de una biblioteca de más de 75.000 volúmenes.Creativo artista del pincel, el cincel y el papel  que dice “es mejor escribir,que pesa menos el bolígrafo que el martillo” Dudante más que creyente, que es de los que comparte absoluta certeza de que en esa “Con la iglesia hemos topado,amigo Sancho” se esconde la clave de un mundo mejor.

       Así es Adolfo M.Martínez,en quien tanto he recordado a amigos del Arte y la Imaginación,como mi Quijote de La Alcarria (Florencio de la Fuente).Como Antonio Pérez,con quien comparte “devoción por el arte encontrado,los ready made e imprescindible se hace su encuentro en La Casa Rural.

LA CASA RURAL

Cuando llegó Alba,la alojamos en la suite Victoria…Al entrar Alba dio un pequeño grito de sorpresa llevándose la mano a la boca.No estaba acostumbrada a aquel lujo:la amplia habitación de cincuenta metros cuadrados,chimenea,libros entre las vigas del artesonado,cuarto de baño con una pintura al fresco copia de un mural románico,ventanas al patio y al jardín.”La cama es una reproducción de la cama de la Reina Victoria de Inglaterra”.

        Aún cuando de un tiempo  a esta parte,Adolfo ha dejado las llaves de LA CASA RURAL Palacio Universitas en manos de Rosa y Javi como responsables de la misma,todavía supone un valor añadido para quienes a ella se acerquen la oportunidad de conocerle y aprender de él en este lugar de La Mancha y bajo el lema casi franciscano de silencio,soledad,sosiego y sabiduria.