Un libro para aprender la importancia de convertir el tiempo en aliado: La muerte del comendador

“En esta vida hay muchas cosas que no se pueden explicar de forma racional y también otras muchas que ni siquiera merecen una explicación. Sobre todo, si al hacerlo se pierde algo importante “

Una vez más, la causalidad ha brillado con su presencia en forma de libro. Un libro… o, mejor, libros pues son dos tomos para única y mágica historia, la de “La muerte del comendador” , que ha llegado a mis manos desde otras no menos mágicas de cierto brujo negro… pero muy bueno. No ha sido el azar,no, el que ha hecho que su lectura haya dado tan necesario encanto a personales momentos que tanto precisaban de romper mediocridad  y tedio.

Haruki Murakami ( Kioto, 12 enero 1949) lo ha conseguido con “La muerte del comendador” . Una novela para aprender la importancia de convertir el tiempo en aliado. Una novela que refleja muchas cosas que no se pueden explicar a la vez que retrata con detalle aquellas pequeñas otras que sólo los trazos de un pintor genial puede convertir en importantes:

“Lo importante no es crear algo desde la nada, sino más bien, encontrar algo distinto entre lo que existe ” 

Pintor protagonista del libro que igualmente podría ser escritor. Para ambos, como para cualquier soñador, lo más necesario es la imaginación: 

“Necesitaba una “historia “.No bastaba con plasmar la imagen en el cuadro.Sólo con eso no se hacía un retrato”

Pintor que, como cualquier mago de la palabra, el sonido y todo elemento del Arte-  la música, la gastronomía,la indumentaria o el paisaje tienen protagonismo imprescindible en las circunstancias de esta historia- sabe fundirlos con  armónico estilo que al modo oriental llaman zen o al occidental slow.

“Mi función era ayudar y animar a todos esos elementos, pero, por encima de todo, no molestar, no interferir “

Fantástico Murakami, a quien descubrí  en “Tokio Blues” ( 1987) y me llenó de ternura  en “Los años de peregrinación del chico sin color ” (2013)

Un libro con letra de Murakami y música de Liszt, Los años de peregrinación del chico sin color https://anaquelsite.wordpress.com/2019/01/29/un-libro-con-letra-de-murakami-y-musica-de-list-los-anos-de-peregrinacion-del-chico-sin-color/ vía @wordpressdotcom

Tan fascinantes como familiares sus personajes de “La muerte del comendador” : hasta qué punto  Wataru Menshiki o esa Marie Akikawa cuya infancia tanto me recuerda alguna otra, sin dejar de lado al propio comendador o a su hacedor , Tomohiko Amada… 

Fantástico y fascinante Murakami que  ha impedido que en unos momentos en que la realidad  quería empentarme a ese vacío que es aburrimiento vital, con “La muerte del comendador” lo ha impedido. Como siempre un libro- y mejor si viene por mano de un amigo- impedirá que aburrimiento y miedo sean parte de una vida en la que leyendo podemos aprender a convertir el tiempo en aliado.

“La forma más eficaz de no sentir miedo o vacío es no dejarse vencer por él aburrimiento”

 

 

 

 

 

 

“La verdad entre cenizas” se presenta en Berlanga de Duero

cof

 

Buenas tardes a todos.

       En primer lugar, me gustaría agradecer al Ayuntamiento de Berlanga de Duero, y en su representación a su alcalde Don Jesús Fernando Barcones así como a la concejal Mª Carmen Abad Soria, por haber tenido la amabilidad de cedernos este Salón de Actos para esta presentación.

         Pero por encima de todo quiero agradecer vuestra asistencia. Para empezar porque, con tantas cosas interesantes que se pueden hacer un sábado por la tarde y en un entorno tan especial, casi mágico, como es este rincón de la provincia de Soria, cargado de patrimonio, historia, naturaleza y buen comer y buen beber, que hayáis dejado de lado otras actividades para acudir, creo que se merece que empecemos esta reunión con un aplauso para vosotros.

         Y además, porque soy de la opinión de que ninguna creación cultural o artística tiene valor sin los ojos que la miran. No sirve de nada crear algo si no hay nadie al otro lado. Nada es hermoso o interesante por sí mismo; hace falta la mirada, la complicidad del observador para que cobre vida. Todos, el mejor artista, el mejor orador, el deportista… hasta el predicador de iglesia, todos empiezan a ser algo cuando tienen un público. Lo importante no es lo que uno hace, sino lo que los demás ven.

         Bueno, Procuraré ser breve y que pasemos un rato ameno y divertido. Porque teneros aquí encerrados, como he dicho, un sábado por la tarde, es una responsabilidad para mí.

     CONTRAPORTADA (1)-1  Primero quisiera contaros por qué he hecho esta edición y por qué es especial.  Creo que os va a interesar ya que es la parte más humana de todo este asunto.

         Escribir una novela es un proceso largo y complicado. Uno se tiene que documentar, construir un argumento, unos personajes, hacerse amigo de ellos, enrollarse y escucharlos. Y a partir de ahí empieza el trabajo de escritura, que puede durar entre año y medio y dos años. Durante ese tiempo un escritor es el tipo más aburrido del mundo para los que conviven con él, simplemente ni está ni se le espera. Por eso el escritor no termina su trabajo cuando le pone el punto y final a la obra. Cada novela, y aunque eso nadie lo ve, lleva añadidos muchos: “lo haremos después” “no te preocupes que tendremos tiempo”. Eso le prometía yo a mi mujer cada vez que ella me necesitaba y yo estaba inmerso en esta aventura. Pero no se debe jugar con el tiempo.

         Terminé la novela y, cómo nos sucede a todos, con excepción de los cuatro grandes que si están donde están es porque se lo han ganado, empecé a enviarla a las editoriales, dispuesto a esperar y mientras tanto amortizar todas las horas, todo ese cariño que se fue quedando en segundo plano, como si el cariño de hoy pudiera compensar el que se robó ayer…

         No, no se debe jugar con el tiempo. No lo sabíamos. Nunca nos hubiéramos imaginado que aquellas horas, mientras yo escribía, iban a ser nuestras últimas horas juntos. El corazón de mi mujer se paró.

         Yo siempre le decía que anotara en una libreta todos los momentos perdidos…

         Ahora sólo tengo una libreta llena de agujeros en el tiempo.

         Meses después y sin que yo ya contara con ello me llego la propuesta de dos editoriales para publicar «La verdad entre cenizas». Y me vine abajo. Nunca, hasta ese momento, había percibido de forma tan clara que hay un tiempo que no tiene precio, que no se puede vender. Y no era el que yo le había dedicado a esta novela, sino el que mi mujer me concedió para que yo la pudiera escribir.

         Teníamos muchos proyectos, porque así debe ser la vida, soñar y despertarse para trabajar por esos sueños. Yo decidí invertir los ahorros de nuestros sueños en esta edición con la que quiero hacerle un homenaje. No lo sé, quizá no sea el mejor, pero allá donde esté una vez más sabrá perdonarme. Y me lancé con este proyecto.

       IMG_20191005_203025  Necesitaba colocar en la portada un sello para que pareciese una novela «de verdad». Tenía que inventar uno, y para un invento me pareció que era mejor simplificar las cosas y llamarlas por su nombre. Tal cual. Al fin y al cabo todo esto no dejaba de ser un invento y decidí que ese iba a ser el nombre adecuado. Más tarde me di cuenta de que no podía ser otro.

         Veréis, yo soy surfista. Allí en esa esquinita donde vivo y que comparte las aguas del Cantábrico con las del Atlántico francés. Soy uno de esos chalados que nos tiramos al mar cuando lo más sensato sería huir. Tal vez nunca os hayáis fijado pero hay un cordón que llevamos abrazado al tobillo (enseñar un invento) y que nos une a la tabla porque perderla puede suponer una catástrofe. Nuestra tabla es la única garantía con la que contamos para poder salir del fuerte rompiente con más o menos dignidad, bailando sobre ella y creyéndonos los hijos preferidos de Poseidón. Supongo que alguien decidió despreciar su nombre original en inglés (leash) y bautizar en nuestra lengua a ese cordón como «el invento». Siempre me ha parecido acertado. Y es que esta edición es eso: es el cordón que me une a todas las horas que ya no podré recuperar, las muchas que le robé de mi compañía a mi mujer sin saber que estábamos condenados a que fueran las últimas que pasaríamos juntos.

cof   Ahora voy a empezar a hablar de algo que seguro que todos os estaréis preguntando. ¿Por qué la novela trata aquí, en Berlanga de Duero?

         Primero me tengo que sincerar con vosotros. Yo no idee la trama que se cuenta en esta novela. Es tan complicada que sólo puede ser uno de esos caprichos que tiene la realidad. Al menos eso pensé yo cuando cayó en mis manos lo que en un primer momento me pareció… un olvido, un descuido de alguien a quien yo no conocía. En la novela, y a modo de introducción, le he añadido un poco de fantasía. Pero lo que ese alguien dejó… no era un manuscrito, estaba más bien redactada, a modo de crónica periodística, una historia que me fascinó. También me inquietó la carta que cualquiera podría haber interpretado como que estaba dirigida para él. No se citaba mi nombre. Sólo la encabezaba un: «Desconocido mío…» Y en la que se invitaba a construir una novela con esos hechos narrados en el manuscrito de forma anónima.

         Estas cosan pasan.

         Me fue imposible localizar a quien había podido olvidar ese manuscrito. Es más, parecía que a esa persona nadie la había visto. Nadie la conocía. Y cuantas más veces leía la breve carta, más convencido estaba de que la habían escrito para mí. Primero intenté comprobar los nombres y las direcciones que aparecían en el relato. Tengo un amigo en la Policía Autónoma Vasca que me ayudo a llegar ninguna parte. Al final terminé llegando a la conclusión más evidente: se habían cambiado los nombres y los lugares. Pero la historia me pareció tan apasionante… Una de esas complicadas maquinaciones que nadie pone en marcha si no hay una implicación emocional. Era una insólita trama en la que nadie ganaba nada, salvo ver sufrir a los demás. Como suele pasar, a veces, en la vida real. Y decidí seguir el juego, pero aplicando mis propias reglas. Lo tenía todo, me lo habían regalado, la trama, los personajes, sus motivos…, era magnífico para escribir una novela. Sólo necesitaba sentirme cómodo. Sabía que iba a pasar mucho tiempo en algún lugar. Pero no podía ser el mío. Resulta muy difícil conseguir una mirada libre de prejuicios del sitio de donde procedes, donde viven tus recuerdos de la infancia, tus raíces, y esas calles por donde paseaste con muchas personas queridas que ya no están.

         Me gusta viajar y conozco bien muchos sitios, nuestro país tiene rincones maravillosos, pero uno siempre es reincidente de algún lugar en concreto. Y entonces recordé que cada vez que me siento perdido, cojo el coche y termino aquí, buscándome por Berlanga. No sé por qué, pero vengo a menudo. Entro a visitar al caimán, que por cierto sigue sin saludarme.

2010_0419BERLANGA0053Paseo por las calles, me siento en una terraza, como, me doy un paseo hasta esa pequeña joya de San Baudelio. Aquí me siento cómodo y siempre muy bien tratado. Y es que el mayor valor de un pueblo no son sus monumentos ni su gastronomía ni…

2010_0419BERLANGA0003El mejor patrimonio de cualquier lugar son sus habitantes. Y además, aunque algunos me conocéis por haberme visto, por haberle visto a mi mujer charlando y discutiéndole el precio a la señora que suele estar en una calle de ahí atrás vendiendo ajos, Berlanga tiene el añadido que necesitaba para ubicar la acción de esta novela: Siempre me habéis permitido mantener una mirada de forastero. Que es el que mira sin ataduras y sin hacer juicios; sólo disfruta del lugar, de los saludos sin compromiso, y al que se le perdonan ciertas curiosidades y torpezas porque es de fuera.

         El remate que ya me decidió ocurrió durante una mañana de enero, no recuerdo la fecha exacta pero sí el frío que hacía. Iba, como acostumbro antes de comer, hacia San Baudelio. Y al llegar a altura de Casillas, no sé por qué pero me detuve. Me llamó la atención un pequeño camino, junto a un reguero sin apenas agua ese año, bordeado por unos árboles achaparrados que un anciano que andaba por allí me dijo que eran chopos.

2010_0419BERLANGA0040 Y sobre todo me llamó la atención una casa que está al fondo; es una casa sencilla, blanca con la carpintería en color añil. No lo dude, en aquella casa podía imaginar perfectamente toda la historia que me había contado aquel manuscrito. Sólo tenía que acercarla un poquito más a Berlanga, cambiar los cipreses que había en el manuscrito original que cayó en mis manos por chopos, ponerle un poquito más de agua al reguero y bautizar aquel paraje como el camino de la chopera (así se cita en la novela). Bueno, esos son los apaños que solemos hacer los escritores y sobre los que después tenemos que disculparnos para que las cosas vuelvan a estar en su sitio.

         cofNo quisiera terminar este apartado sobre Berlanga sin una disculpa. Aunque Berlanga, como he dicho, es ajena a todo cuanto se cuenta y todos los personajes que aparecen como vecinos del pueblo son pura imaginación. Aun así quiero dejar constancia de que sobre lo bueno que aparece en la novela, el merito es de sus habitantes, y en cuanto a lo malo el único culpable soy yo.

         Sí me gustaría resaltar que la novela ha servido para que algunas personas que leyeron, como suele ser costumbre, el original antes de las correcciones, se han sentido atraídas por Berlanga; han venido, y varios también me han comentado que empiezan a ser reincidentes. Quizá yo les hice venir, pero sois vosotros los que conseguís que una vez tras otra vuelvan y contagien a otros muchos que todavía no saben lo que se pierden. Enhorabuena.

 

         De «La verdad entre cenizas» voy a hablar poco. Porque es una novela difícil de explicar, sobre todo si uno no quiere revelar todas las sorpresas que hay dentro y estropearle al lector el placer de sorprenderse al descubrirlas. Es una novela que está llena de trampas y de engaños. De personajes fascinantes, que los vamos a ver como grandes manipuladores que a su vez están siendo manipulados. Todos son a al mismo tiempo culpables y víctimas. Es un juego en el que hay quienes pretenden esconder una verdad mientras otros se empeñan en no ser descubiertos porque son ellos, como dice el título, quienes quieren sacar esa verdad, que sucedió hace algunos años, de entre sus cenizas. A mí lo que más me impactó cuando recibí ese manuscrito del que he hablado, fue comprobar cómo un hecho sucedido en el pasado es capaz de condicionar la vida de las generaciones posteriores. Gran parte de lo que somos es una herencia, y en algunas ocasiones sólo somos la consecuencia de lo que hicieron nuestros antepasados.

         Nos engañan, nos hacen creer que lo importante de nuestro mundo son las cosas. Pero las más trascendentes decisiones siempre las empuja la pasión, la condición humana. Porque aunque ahora vivimos en mundo de cosas, seguimos siendo los mismos que nos precedieron sin tener esas cosas. Y también creo que en general, y salvo excepciones, nadie somos ni buenos ni malos, somos aquello que nos permiten las circunstancias.

         Por eso podemos ver en «La verdad entre cenizas» algunos personajes que actúan en contra de su propia de conciencia, incluso de sus intereses, pero no lo pueden evitar, les empujan las circunstancias. ¿Por qué Paloma, la protagonista, parece haber puesto en marcha una conspiración contra su marido? Lo quiere, no pretende hacerle daño, aunque sabe que se lo va a hacer. Son las circunstancias y sus daños colaterales. Ella misma sabe que va a terminar sufriendo, y sin embargo no lo puede evitar. Las malditas circunstancias.

         También hay personajes ocultos, y tardamos mucho en descubrir detrás de quienes se esconden. ¿Quién es la misteriosa Adela y por qué está escondida detrás de otra mujer? ¿Y Román, al que tenemos delante desde los primeros capítulos pero no lo vemos hasta el final? Ellos no lo eligieron así. Fueron las circunstancias. Incluso el sargento Muñoz, también fueron las circunstancias las que lo llevaron a esconder al hombre, a Servando, con sus pasiones y desengaños, bajo un uniforme.

         Hay un niño extraordinario, Pedro. Un niño que ha desarrollado una capacidad especial para ver lo que la gente no cuenta. No es diferente de los demás, sólo le ha tocado una realidad muy dura desde que nació. Ha tenido que presenciar lo que ningún niño debería imaginar que existe, y su cerebro ha terminado por encontrar una manera de protegerse. Él también es especial por las circunstancias.

         Pero no podemos echarle la culpa de todo a las circunstancias, eso es lo fácil. Yo me di cuenta de ello cuando terminaba de escribir esta novela. Porque las circunstancias sólo son accidentes de la vida, y ante los accidentes de la vida no sólo tenemos dos opciones: la de ser víctimas o convertirnos en verdugos. A mí esta novela me ha enseñado que las circunstancias son esas pruebas que nos pone la vida para demostrar nuestra capacidad de superarlas. O al menos de intentarlo. Porque el mundo está lleno de jueces pero a mí no me interesan, bastante tengo con el que vive en mi cabeza. Y eso les pasa también a todos los personajes de «La verdad entre cenizas». Todos terminan sometidos al más implacable de los tribunales; cuando cada uno tiene que presentar sus cuentas ante su soledad. Entonces, las circunstancias se convierten en estúpidas excusas que se podían haber superado. Y como en la vida real, todos sus actos, buenos y malos, deciden bajar el telón y dejarlos desamparados ante esas cosas raras que son las consecuencias.

 

         Bueno, No os cuento más. Con esto espero haberos dejado con ganas de leer esta novela. Y a los niños de momento les pasáis cualquier otro libro. Esta historia tiene bastante de perturbadora.

         Y deseo, también, que Berlanga de Duero y sus habitantes, vosotros, los reales, no los de la ficción, paséis buenos momentos explicándoles a los visitantes que puedan venir para conocer los lugares que se describen en la novela, que un buen día, a un cuentista, se le ocurrió que este es el mejor lugar del mundo para venir a soñar.

cof Yo he procurado hacerlo lo mejor que he sabido. En la primera página de la novela, donde están los rollos esos de los derechos de autor, viene una dirección de correo electrónico que he abierto exclusivamente para todo el que quiera intercambiar impresiones y opiniones, aunque sean buenas. Estaré encantado de que forméis parte de esta aventura que también os pertenece.

         Y ya para terminar y antes de que nos marchemos todos a tomar unas cañas, si tenéis cualquier pregunta, cualquier curiosidad… No sólo sobre la novela que ya supongo que todavía no habéis leído, sino sobre mí o sobre el proceso de escritura o sobre lo que sea, soy vuestro invitado.

 

                                       Muchas gracias a todos. Y, ¡viva Berlanga!

                                                             Oscar da Cunha

                                                       Berlanga de Duero, 5 de octubre de 2019 

 

Un libro para saber que el tiempo nunca se deja leer del todo, El hoy es malo pero el mañana es mío

cof

Niños del mundo, 
si cae España ?digo, es un decir? 
si cae 
del cielo abajo su antebrazo que asen, 
en cabestro, dos láminas terrestres; 
niños, ¡qué edad la de las sienes cóncavas! 
¡qué temprano en el sol lo que os decía! 
¡qué pronto en vuestro pecho el ruido anciano! 
¡qué viejo vuestro 2 en el cuaderno! 

¡Niños del mundo, está 
la madre España con su vientre a cuestas; 
está nuestra madre con sus férulas, 
está madre y maestra, 
cruz y madera, porque os dio la altura, 
vértigo y división y suma, niños; 
está con ella, padres procesales! 

Si cae ?digo, es un decir? si cae 
España, de la tierra para abajo, 
niños ¡cómo vais a cesar de crecer! 
¡cómo va a castigar el año al mes! 
¡cómo van a quedarse en diez los dientes, 
en palote el diptongo, la medalla en llanto! 
¡Cómo va el corderillo a continuar 
atado por la pata al gran tintero! 
¡Cómo vais a bajar las gradas del alfabeto 
hasta la letra en que nació la pena! 

Niños, 
hijos de los guerreros, entre tanto, 
bajad la voz que España está ahora mismo repartiendo 
la energía entre el reino animal, 
las florecillas, los cometas y los hombres. 
¡Bajad la voz, que está 
en su rigor, que es grande, sin saber 
qué hacer, y está en su mano 
la calavera, aquella de la trenza; 
la calavera, aquella de la vida! 

¡Bajad la voz, os digo; 
bajad la voz, el canto de las sílabas, el llanto 
de la materia y el rumor menos de las pirámides, y aun 
el de las sienes que andan con dos piedras! 
¡Bajad el aliento, y si 
el antebrazo baja, 
si las férulas suenan, si es la noche, 
si el cielo cabe en dos limbos terrestres, 
si hay ruido en el sonido de las puertas, 
si tardo, 
si no veis a nadie, si os asustan 
los lápices sin punta, si la madre 
España cae ?digo, es un decir?, 
salid, niños, del mundo; id a buscarla!…

 

España, aparta de mí este cáliz,  poema omnipresente de César Vallejo en esta obra, “El hoy es malo pero el mañana es mío” , que tuve la oportunidad de conocer el Día del Libro  2019 en tertulia literaria mano a mano entre dos ubetenses por el mundo: el autor, Salvador Compán , y Miguel Pasquau Liaño de quien en este anaquel tiempo hace que brillan sus tres novelas.

*Un libro para disfrutar de la poesía en prosa:Cuando siempre era verano https://anaquelsite.wordpress.com/2016/09/08/un-libro-para-disfrutar-de-la-poesia-en-prosacuando-siempre-era-verano/ vía @wordpressdotcom
*Un libro apasionante sobre el precio del pasado:Recuerda que yo no existo https://anaquelsite.wordpress.com/2017/04/10/un-libro-para/ vía @wordpressdotcom
*Un libro para saber sobre algo que ¿debe saberse? Casa Luna https://anaquelsite.wordpress.com/2017/02/28/un-libro-para-saber-sobre-algo-que-debe-saberse-casa-luna/ vía @wordpressdotcom

Tertulia literaria promovida por el Instituto de Estudios Giennenses en su sede capitalina del Antiguo Hospital de San Juan de Dios, donde con el título “Daza en la memoria” se habló sobre Literatura y territorio.

Del territorio de Jaén, frontera natural entre Andalucía y Castilla-La Mancha. Frontera insomne para Salvador Compán, tan renacentista como su Daza- pintor,escritor, periodista,profesor-que no cree en la identidad  que para él, embrutece. Otra cosa es la identificación con olivos, no hay mayor trascendencia que la paisajística que  a Jaén ha salvado del tópico andaluz que no de la belleza de ser maravilloso Paraíso interior donde el Poeta del pueblo sintió Sonreírme.

De Jaén, de su signo, el olivo y su virtud,la autenticidad también habló Miguel Pasquau. “Creo que la inteligencia radica en la serenidad” afirma Pasquau, y serenidad la de Jaén, paisaje fuerte, una belleza en plena producción.

Se habló de disonancia, que hay cosas que pueden suceder en unos lugares sí y en otros no, como también afirma el ubetense Marcelino Sánchez. “Hechos que sólo pasan en un espacio”, que reafirma Salvador Compán en esa Daza, que ,como Clarín hizo de  Vetusta en “La Regenta”, representa ciudad en la memoria o mejor ciudades, las de Úbeda y Baeza cuyo acrónimo funde a ambas ” en una única ciudad bipolar”

Daza en la memoria que también es la mía, la de una infancia que son ubetenses recuerdos .La de una vida que tiene ubetenses raíces y hoy, cuando se cumplen 102 años de aquel 2 de julio de la fusión de ellas con las manchegas, no hallo mejor homenaje que el literario.

Cien años de gracias familiares https://florencardo.wordpress.com/2017/07/02/cien-anos-de-gracias-familiares/ vía @wordpressdotcom

Homenaje a paisaje “como de mineral cristalizado sobre la cresta de la loma”pero no menos a su paisanaje, el de una burguesía rural  de la que también yo fui parte tan puntual como involuntaria en aquella segunda mitad de los 60 y en aquel ” Club 61″ con el que buscaron hacer inexpugnable fortaleza para perpetuar su empoderamiento.

IMG-20190425-WA0002

Con la novela de Salvador Compán, he conseguido reconciliarme con ese ayer que “in illo témpore”  fue hoy y que, malo en el clasismo que ya adolescente rechazaba , recuerdo agridulce. Igual que las dos ciudades. Igual que las dos ciudadanías de “bacines” y “bambollas”. 

Décadas después, mi reencuentro con mi propia Daza y el conocimiento de “dacenses” diferentes: Pasquau, Sánchez, Compán, etc me reconcilian con un lugar que fue mi infancia, que son mis ráices. 

IMG_20190701_113227 (2).jpgGracias, pues, Salvador, por esta “lección magistral que engancha desde la primera página” ( Juan Eslava Galán) . Gracias por el arte de tu dedicatoria.

Yo no cuento más. Quien quiera saber, que te lea aunque el tiempo nunca se deje leer del todo aún cuando El hoy es malo pero el mañana es mío.

 

Un libro que es una canto de amor a la vida rural y a la amistad : Canciones de amor a quemarropa

Canciones

América,diría yo,consiste en gente pobre tocando música y en gente pobre compartiendo comida y en gente pobre bailando aún cuando llevan una vida tan desesperante y tan deprimente que ya ni debería haber sitio para la música o para algo de comida extra,cuando no deberían quedarles energías ni para bailar.Y ya me pueden venir con que no tengo razón,con que somos un pueblo puritano,un pueblo evangélico o un pueblo egoista,pero yo no lo creo.No quiero creerlo

Afirmación del amigo Leland,uno de los protagonistas de esta novela, la primera y al parecer y según mi amigo Salao, la mejor con mucha diferencia del todavía escasamente prolífico escritor Nickolas Butler (2 de octubre de 1979  Allentown, Pensilvania, Estados Unidos)

Libro en el que, en palabras del propio Butler…

el lector descubrirá mi amor hacia Wisconsin y hacia el Medio Oeste americano. Pero creo que el lector también llegará a reconocer ciertos temas que son muy importantes para mí, como la amistad, la lealtad, el amor, la naturaleza, la bondad y la decencia.

http://www.abc.es/cultura/cultural/20140928/abci-nickolas-butler-iver-201409251211.html

Libro realmente delicioso y que recomiendo a quienes valoramos el mundo rural como lugar de relaciones sociales-incluyase amistad- al que la naturaleza imprime natural carácter. Por cierto, valores sociales que escasamente estiman quienes interesadamente dicen hoy preocuparse por la despoblación rural buscando sustanciosas estrategias desde la teoría pero nunca desde el conocimiento del propio mundo rural que a la fuerza requiere acercamiento,implicación y compromiso en,por y con este.

Libro que es un canto a la amistad.No en vano lo he disfrutado como recomendación y regalo de un querido amigo que negocia la experiencia con la alquimia de la palabra. Motivos sobrados para dar las gracias y también yo recomendarlo.

Si queréis saber más :

Un libro que nace de un lugar de La Mancha: Morderás el polvo

Peder.jpg

Es en su configuración de un bosquejo de víctimas y verdugos, donde la moral y la sexualidad no brillan por su equilibrio, bajo una atmósfera represiva, donde podemos encontrar su identidad vinculada a sus “obsesiones narrativas”

Palabras del Filólogo  José Antonio Mérida Donoso que si no hubiera escrito  en  artículo periodístico (El Periódico de Aragón  3/12/2012)  dedicado a“Borau,un hombre por y para el cine”, bien podría yo apropiarme de ellas para referirme a un escritor que, como Borau dijo  de su obra:Las películas que hago son películas difíciles, por lo menos poco frecuentes, no hechas a contracorriente como algunos han dicho, pero poco complacientes. Leo,es una película dura, sincera, sin ningún truco, sin ningún adorno, igualmente podría decir él de la suya.

De la suya… de momento novela única cuyo autor, Roberto Osa, vió sus primeras luces en un lugar de La Mancha y de Cuenca llamado El Pedernoso. Lugar rural de donde nace  Morderás el polvo, un relato que nos acerca a este ámbito que tanto y tan bien conozco en mi andar de mis afanes y días como en el leer de tantas novelas que,nada más comenzarlas, me atraparon por la inmersión natural que en él suponían.Ahí las de mi viejo amigo Don Miguel (Delibes) y José Luis (Sampedro) y ahí siempre ese Gracejo que descubrí en La sonrisa de La Magdalena, igualmente primera novela de mi siempre amigo Oscar da Cunha.

Morderás el polvo también me atrajo. Lo hizo antes de leerla, de conocer a su autor, a través de un programa de radio donde el libro tiene un lugar preferente.Me atrajo su temática rural,las raíces conquenses del escritor y aunque mucho huyo siempre de “libros más leídos” y más últimamente de premios literarios , he de reconocer que también me atrajo el que,aunando ambas circunstancias de rural y conquense,hubiera quedado finalista en el Premio Nadal 2017.

Con tal entusiasmo busqué,hallé y leí Morderás el polvo, un libro que personalmente creo abre camino a un escritor que, aún cuantitativamente en ciernes,cualitativamente lo es por una prosa correcta y concreta que tanto se acerca a esa máxima del clérigo Gracián.

revés MorderásUn libro breve–167 páginas- y por ello dos veces bueno que a pesar de aparentes similitudes, poco tiene que ver con otro primer libro escrito por quien también tiene sus raíces en idéntico lugar de La Mancha de Cuenca de donde también han nacido las 441 páginas de “Cuando el cielo diga mi nombre” de Ana I Fernández.

Podría decirse que ambos,leídos simultáneamente en estos días en que, gracias a Cervantes y Shakespeare, el libro asume mundial protagonismo que nunca desearé  flor de un día 23 de abril, son cara y cruz de una moneda. Una moneda que cada una,si quiere, habrá de descubrir leyendo y sintiendo.

Por mi parte, leído el XXXVI Premio de Novela Felipe Trigo con el que el fue reconocido en 2017 por el Ayuntamiento de Villanueva de la Serena/Badajoz , yo reconozco que con Morderás el polvo, lo he mordido en sus más negras tonalidades que tanto me han recordado a aragoneses rurales y geniales. No sólo el cineasta Borau, sino al maestro Goya cuya pintura negra no es precisamente la que más me atrae,pese a no dudar del singular expresionismo de su Aquelarre o El gran cabrón.

Para gustos,los colores aunque a veces, como en Morderás el polvo ,no brillen por su presencia. Quizá sea en un nuevo libro del conquense Roberto Osa.Así lo espero.

Un libro de ignominioso suspense psicológico:Todo esto te daré

DSC08101Dicen que algo tiene el agua cuando la bendicen  y así ha de ser también con Premio tan reconocido como el Planeta pero reconozco,manías que tenemos ciertas lectoras,que en el ya penúltimo, no he hallado la excelencia esperada.

“Todo esto te daré” de la escritora donostiarra Dolores Redondo (1969) obtuvo en 2016 tan preciado galardón. Fue su primera novela a la que sucedieron “El guardián invisible” “Legado en los huesos” y “Ofrenda en la tormenta”, exitosa Trilogía del Baztán largamente reconocido como “lo más comprado” y,sin duda,lo más leído de los últimos tiempos.

Por tanto,no seré yo quien diga que “Todo esto te daré” no merece las bendiciones de la crítica y de los más importantes premios bibliográficos aunque a mis cortas luces…No sé,no sé si será por una Ortografía que en términos educativos merece un “N.M” ( lease “Necesita Mejorar” sus sorprendentes faltas) o porque huyo de los “más” pero reconociendo que se trata de una buena historia de suspense psicológico y un estilo correcto,para mí y aún siendo valenciana resulta excesivamente barroco y como Quevedo, estimo que lo bueno,si breve dos veces bueno.

Será por eso que me decanto por otras novelas del género negro más ágiles como la recientemente leída de “El guardián” https://wordpress.com/post/anaquelsite.wordpress.com/1632

DSC08103Con todo, leer es vivir mil vidas y en “Todo esto te daré” hay tantas por descubrir…

DSC08104Con todo,un libro siempre encierra multitud de sensaciones que escapan a las que su autor-en este caso, autora-pretende al soñarlo. Todo esto te daré… y no precisamente “calabazas” aunque “Calabazas” sean quienes me hayan dado todas estas: Sensaciones entrañables de quienes regalándomelo han querido darme todo esto tan grande,tan impagable, tan hermoso que se llama amistad ¡ Gracias !

Un libro para gozar del suspense psicológico,El guardián

DSC08106

Pero si alguien resultase dañado,entonces dará vida por vida,ojo por ojo,diente por diente,mano por mano,pie por pie,quemadura por quemadura,herida por herida,cardenal por cardenal

Cita del Éxodo con la que el escritor norteamericano Thomas William Simpson comienza y resume su novela “El guardián” (1998) que llegó a mis manos gracias a otro escritor apasionante que,necesariamente y como todos ellos,antes es lector apasionado.

Él,Oscar da Cuhna es quien recomendándome esta novela me ha descubierto un estilo más fresco de escritura.Lejos queda el barroco de la europea cuyos recargados árboles descriptivos tantas veces te impiden ver el bosque.Cerca,mucho, el alma de cada uno de los personajes y en especial de los femeninos que  Thomas William Simpson conoce y nos presenta con  experta maestría. 

Thomas William Simpson ,autor también de El guardián y Los hermanos Hancock, corrobora de nuevo su meritoria posición como uno de los escritores más interesantes del actual panorama de la novela de suspense psicológico.

Recomendable novela de seiscientas noventa y una ágiles páginas conformadas en cinco partes y un epílogo.Trepidante historia,sí…

¡Lástima que en esta vida no haya nada gratis…! pero sí, también lo es la lectura de “El guardián” que así puedes descargarte en:

http://www.megaepub.com/thomas-william-simpson-el-guardin.html

Un libro para conocer la verdad de una historia interminable:La niña a las puertas del infierno

2017_03098MARZO170108¿Quieres esa exclusiva…? Pues te la daré: tienes delante de ti a esa niña…Esa niña es la verdad, la verdad  de esta historia interminable que a diario muere asesinada…

Cada uno la quiere para utilizarla en su propio beneficio o para convencer a sus partidarios de que hay que seguir matando al prójimo por una causa justa ,la suya… 

        Fragmento de “La niña a las puertas del infierno” realidad novelada por Óscar Mijallo, periodista de esos que dicen de raza.Yo prefiero decirles de vocación,ética y pasión. Lo es él, hoy corresponsal de TVE en Israel.Lo es Mavi Donate,en China.

Lo fue Mika Yamamoto … ALEPO,POR UNA CULTURA DE PAZ سلام https://emoturismo.wordpress.com/2012/08/27/alepopor-una-cultura-de-paz-%d8%b3%d9%84%d8%a7%d9%85/ 

Lo es Mónica García Prieto… Mujeres por un mundo mejor: Hamdalla y congéneres de Siria https://participacinruralviva.wordpress.com/2013/03/08/mujeres-por-un-mundo-mejorhamdalla-y-congeneres-de-siria/ 

Lo es Maite Carrasco,quien también se refirió a  “esa niña”  en un libro donde hallar amor,lealtad y poesía,”Espérame en el paraíso” https://anaquelsite.wordpress.com/2016/09/08/un-libro-donde-hallar-amorlealtad-y-poesiaesperame-en-el-paraiso/

Lo fue y sigue siendo José Antonio Gurriarán a quien en plena Gran Vía madrileña en 1980 el Ejército Secreto para la liberación Armenia (ESALA)  pretendió segar la vida. Sobre ello,para visibilizar y reconocer el genocidio armenio escribió “La bomba” y “Armenios,el genocidio olvidado” .Porque nada es por azar, el 24 de marzo de 2017 se estrena “Una historia de locos” inspirada en estas vivencias  que el director francés Robert Guédiguian ha decidido así trasladar a la pantalla

Periodistas tan cerca de “esa niña” como voluntariamente lejanos de quienes pretenden manosearla.No,no me refiero a pederastas,tan  informativamente en auge en estos tiempos de mera  y triste búsqueda del sensacionalismo que ni al  ¿novelesco?  Atkins se asemejan por cuanto hasta él arriesga lo que jamás harán ellos. 2017_0318JORNADASJACINTO0035

Me refiero y admiro a periodistas auténticos como Óscar Mijallo. Profesionales siempre tras de la verdad que no buscan para manipular ni para quedársela sino ,porque nada vale si no se comparte, para así hacerlo con sus lectores, espectadores, radioyentes…2017_0318JORNADASJACINTO0034

Hoy en que las miradas del mundo han vuelto a tierras del Reino Unido y no para seguir convirtiendo al Brexit en protagonista sino,mucho más doloroso, para lamentar el último atentado en Londres, os invito a conocer a esa niña. Os invito a hacerlo a través de la mirada valiente de Óscar Mijallo. Os invito a leer su libro “La niña a las puertas del infierno”.No os dejará impasibles…si sois personas,claro.Os lo asegura quien habiendo conocido Siria cuando todavía era un lugar de paz, ya entonces(2008) creyó ver a “esa niña” que hoy ha reconocido en apasionante relato por el que de corazón me sale un ¡¡¡ Olé y Gracias ,ÓSCAR MIJALLO !!!

Un libro que aspira a la serenidad:La ridícula idea de no volver a verte

La Muerte juega con nosotros al escondite inglés… Uno descubre que está jugando al escondite inglés cuando se le muere alguien cercano que no debería haber muerto

        Hay vidas en las que poco espacio queda al azar-las #Coincidencias .Una de ellas,la mía en la que, como irónicamente escribe Rosa Montero,la muerte lleva jugando al escondite inglés desde hace ya cincuenta de mis sexagenarios años.

Será por eso que La ridícula idea de no volver a verte es sensación casi cotidiana y familiar.Me contaban que mi madre justificaba con toda naturalidad y ante escandalizados parientes manchegos ¡ay La Mancha y la muerte ! que en el entierro de su padre la acompañaban en el cementerio de Valencia el hecho de que el sepulturero fuera cantando entre dientes cuando procedía a ejercer su oficio ¡lo más natural del mundo que uno cante !…y más para que males espante.

Será por eso,porque desde siempre conviví con la ridícula idea de no volver a ver a tantas (personas) con las que he ido haciendo camino por la vida,por lo que hace ya mucho tiempo que ansiaba leer homónimo libro publicado por Rosa Montero en 2013 y en el que narra sensaciones compartidas con la dos veces Nobel Marie Curie cuyo marido,Pierre,murió atropellado por un carro un 19 de abril de 1906 aunque quizá “fueran las radiaciones las que lo mataron por carambola”

Sensaciones de un duelo para quienes la ridícula idea de no volver a verle tanto duele aún.Para ti,especialmente,mi querida My Uniform es este libro que deseo sea bálsamo burlón.Lo escribe Rosa que de ello sabe mucho:Por eso,cuando alguien fallece,hay que escribir el final.El final de la vida de quien muere,pero además el final de nuestra vida en común.

Pierre,Pablo,Jose Mª…sí,recordarlos que es hacerlos pervivir.Guardar esos huesecilllos del cuerpo social como define la escritora el conservar sus personales objetos quizá porque somos relicarios de nuestra gente querida,su memoria…Ante todo VIVIR.Con plenitud y ligereza.Con pasión y humor.Con alegría y sin drama.

Es lo que transmite La ridícula idea de no volver a verte,un libro que recomiendo leer como también hice escasos días atrás con Un libro para vivir el obcecado empuje de la vida en una sexagenaria:La carne https://anaquelsite.wordpress.com/2016/10/23/un-libro-para-vivir-el-obcecado-empuje-de-la-vida-en-una-sexagenariala-carne/

La ridícula idea de no volver a verte,un libro para saber mucho pues sus páginas se hallan trufadas de datos,anécdotas…retazos de vidas de quienes en las suyas también convivieron con la muerte: Eric Clapton,Isabel Allende,Iñaki Gabilondo…Interesante el capítulo “Una cuestión de deditos” por cuanto hablando de “mudables identidades del ser hombre o mujer” tanto la autora Rosa como aquella bruja blanca Marie como esta BB tenemos el dedo anular más largo que el índice.Manos masculinas,sí.

La ridícula idea de no volver a verte,un auténtico tratado feminista. Irónico,sí. Desmitificador,mucho.Será por eso que tanto me gusta.No hay postureo.Tampoco tan vacuo como estúpido feminismo de salón.Quizá Marie Curie fuera mujer pelota –yo las llamo mujer tapón-pero… ¿quien tira la primera piedra? Refiriéndonos a feminismo del bueno,gracias Rosa por visibilizar a Rosalind Franklin,científica británica que descubriendo las fundamentos de la estructura molecular del ADN fue injustamente ninguneada  por el parásito macho Wilkin ¿algo  sólo del pasado? ¿ algo desfasado?

Un libro donde vida y muerte van unidas como lo van siempre amor ,humor ,dolor…Palabras que encierran sentimientos que nos unen y que la tuitera @BrunaHusky  refleja como hashtag  #HonrarALosPadres #HacerLoQueSeDebe #LugarDeLasMujeres y sí, La #Culpa,la inevitable culpa de no haberte dado todo: uno sería infinitamente generoso con los muertos amados: pero,claro, siempre es mucho más difícil ser generoso con los vivos.

La ridícula idea de no volver a verte, un libro que aspira a la serenidad y como tal es de los míos de cabecera. Un libro que os recomiendo

Un libro para vivir el obcecado empuje de la vida en una sexagenaria:La carne

2010_08102vila0182
Para tener sesenta años no estaba nada mal.Pero,claro,a partir de ese día era una maldita sexagenaria…

Nada hay por azar en la vida de quien ya sexagenaria no da un ardite por evitar meterse en pieles ajenas.Tampoco que apenas cumplidas las seis décadas llegase a mi conocimiento la publicación de un nuevo libro de Rosa Montero.Libro que,no por azar,ella misma dedica “de regalo de un cumpleaños muy redondo”a quien, a buen seguro,será coetánea “chica del 56”, de esas a quienes igualmente coetáneo Miguel Bosé dedicó aquel “Bravo muchachos”.

De inmediato fue “La carne” objeto de mi literaria ambición y no poco empentaron a ello comentarios de amigas-más que amigos,ya se sabe que en cuestiones de leer mucho siempre es así-del recomendable Club de Lectura Luz Gabás,como mi tocaya y coetánea Mª Paz Folgado Miranda a quien especialmente dedico esta personal reseña.

2010_08102vila0204Me gusta la literatura de @BrunaHusky -Rosa Montero tuitera-como me gusta su amor al riesgo,a la vida que “es un pequeño espacio de luz entre dos nostalgias:la que aún no has vivido y la de lo que ya no vas a poder vivir”.

Me gusta mi coetánea Soledad que Rosa ha creado como SEXagenaria-sí,el sexo nos sigue importando también a los sesenta-aunque no me identifique en algunos aspectos.Por ejemplo,en mis viajes que yo sigo haciendo ligera de equipaje pero…mi existencia es auténtico y permanente viaje en el que todavía no soy rehén de parafernalia protésica. En esto y poco más-“Moriría sin haber conocido el amor.Eso sí que era ser pobre, y no el hecho de no poder pagar un maldito recibo”-disentimos,Soledad.

Me gustan los recursos literarios de Rosa en “La carne”.Me encanta su propio e irónico cameo así como el casi permanente que hace con la Directora de la BNE,Ana Santos Aramburo.

Me gustó el saber mucho de “Escritores malditos” cuyas historias y pasiones desconocía.

Me gusta leer,sí.Mucho más si es de mujeres sexagenarias,como ya lo soy yo,que contra cíclopes y lestrigones,seguimos sintiendo que “algo se remueve dentro de nosotras,algo niño y fiero.El obcecado empuje de la vida”

                                                                   ¡¡¡ Gracias Rosa !!! 

El sexo a los 60,por Rosa Montero http://elpaissemanal.elpais.com/columna/sexo-los-sesenta/?rel=cx_articulo#cxrecs_s