Un libro para rescatar la memoria poética de aquellas todavía invisibles, Tierra de mujeres

 

edf
“Toda mi infancia es pueblo. Pastores, campo, cielo, soledad.
Sencillez, en suma. Yo me sorprendo mucho cuando creen que esas cosas que hay en mis obras son atrevimientos míos , audacias de poeta.No.Son detalles auténticos, que a mucha gente le parecen raros porque es raro también acercarse a la vida con esta actitud tan simple y tan poco practicada.: ver y oír…A mí me interesa más la gente que habita el paisaje que el paisaje en sí mismo.Yo puedo estarme contemplando una sierra durante un cuarto de hora,pero enseguida corro a hablar con el pastor o el leñador de esa sierra.Luego, al escribir,recuerdo uno de esos diálogos y surge la expresión popular auténtica.Tengo un gran archivo en los recuerdos de mi niñez; de oír hablar a la gente.Es la memoria poética y a ella me atengo .” 
Coroque* no hay mejores palabras que las de un hombre, Federico García Lorca, que una mujer ha tomado prestadas como introducción a “Por un medio rural vivo”,  capítulo 5 de la segunda parte de un libro que nace para dar voz a quienes la han tenido apagada, las mujeres rurales.
Mujeres rurales de antaño en el archivo de los recuerdos de tantas mujeres rurales de hogaño como María Sánchez, escritora  de “Tierra de mujeres”. María Sánchez, joven andaluza de la familia de “las Gorditas”. A ellas, su tatarabuela,abuela y madre dedica una obra que es ,como ellas , memoria poética de unas vivencias a las que no somos ajenas tantas y tantas congéneres que hoy seguimos creyendo,amando y viviendo en tantos y tantos pueblos hoy objeto no del deseo sino del interés de quien, fruto de europea moda, ve en ellos fuente en la que saciar  sus ambiciones políticas, mediáticas y materiales. Mero “gólfi” que es como en nuestra Andalucía rural dicen de lo que apenas tiene leve baño dorado. Ellos- escritores, periodistas,políticos, investigadores y demás gente tan importante como urbanita-poco se mancharán los zapatos de barro rural. Todo lo más, y para  testimoniar su generosa aquiescencia campera , se harán un “selfi” que , eso sí, ya se encargarán de compartir para ilustrar sus teóricas ponencias, su mediática y puntual presencia: “Selfi-golfi”
Después de no pocas experiencias frustradas con supuestas asociaciones que dicen nacer como redentoras, hoy soy totalmente escéptica  con todo aquello que me convoque en nombre de la despoblación. Por eso, sí, confieso que tan escéptica he sido con “Tierra de mujeres” como con su autora,a quien conocí hace dos años en un evento sobre Cultura y Mundo Rural en el que, como suele ocurrir y como bien decía Federico, mucho interesó el paisaje- muy rural y a la par atractiva fue la sede de su celebración- pero poco o más bien nada la gente que lo habitaba y que brilló por su ausencia. Ya se sabe, el desarrollo rural, el in-sostenible ,tiene idéntico lema que el Despotismo Ilustrado: Todo para el pueblo pero sin el pueblo.
Pese a mi escepticismo y porque siempre creeré en las oportunidades que ,por cierto, escasamente nos llegan a las mujeres rurales y libres de etiquetas, me permití adelantarme al 8 de marzo con un capricho en mí tan permanente como necesario: el libro. En este caso, subí a mi anaquel “Tierra de mujeres”, escrito por una mujer de tierra,alcornoque, olivo y huerto: María, la primera en ejercer un oficio tan “masculino” y universitario como el veterinario en el que abuelo y padre le preceden.
@MariaMercromina en esa “red del pío pío” que es Twitter , “una veterinaria que escribe” y con la que comparto “Tierra de mujeres” que es mucho más y mejor que un ensayo hecho libro. Es vida y tantas sensaciones como hay en ella: esperanza, gratitud, reconocimiento, esfuerzo pero también olores, sabores, sonidos, texturas…todo en ese ambiente rural que sólo reconocemos quienes lo conocemos, amamos y deseamos tan vivo como auténtico y, por supuesto, tan diverso como alejado a esos parques temáticos en que pretenden convertir nuestros pueblos quienes no hallan mejor estrategia que la de envolvernos en plástico. ¡Y prohibir ! Que no falte cualquier prohibición que evite salirse de lo políticamente correcto.
María Sánchez no lo es…políticamente correcta, digo. Tampoco  soez, ordinaria, paleta o inculta, que es lo algunos todavía creen patrimonio rural. María es amable y emotiva a la vez que irónica y jovial. María es mujer rural de verdad, no “golfi” ni “de salón” y como tal sabe de lo que habla y habla de lo que sabe.
De vida rural, que es la agricultura y la ganadería y mucho más. De feminismo, que es creer y querer las mismas oportunidades para mujeres y hombres, no mejores ni peores.De sororidad, que no es el fundamentalismo doctrinario, sino la empatía en tierra de mujeres. De implicación, que es la participación plena e igualitaria de mujeres y hombres, de rurales y urbanos, de civiles y políticos: laissez faire, laissez passer
“Tierra de mujeres” nos lleva a aquellos pero, sobre todo, a aquellas que trabajaron y cuidaron la tierra y nunca fueron reconocidas.Todavía las hay, pese a que quizá oportunistas lemas digan que nos hallamos en tiempo de mujeres y oportunistas campañas reivindiquen esas tierras de silencio en que pretenden sumir al paisaje rural.
No con el silencio de María Sánchez. Tampoco con el mío, que convertiré su “Tierra de mujeres” en manual práctico en esa docena de acciones formativas por el empoderamiento de la mujer que mejor que impartir, compartiré en tierra de mujeres como es la castellana y la andaluza.
¿Sobrevivir escribiendo será una manera ciega de ser útil a la especie? se preguntaba María Gabriela Llansol y se sigue preguntando María Sánchez en “Tierra de mujeres ” donde también responde :
Amigas,hermanas, compañeras,sí.Creo que sí.Creo que todavía estamos a tiempo
* Coroque: “creo que” en el tradicional y popular habla piñonera (San Clemente de La Mancha)

Un libro para vivir el obcecado empuje de la vida en una sexagenaria:La carne

2010_08102vila0182
Para tener sesenta años no estaba nada mal.Pero,claro,a partir de ese día era una maldita sexagenaria…

Nada hay por azar en la vida de quien ya sexagenaria no da un ardite por evitar meterse en pieles ajenas.Tampoco que apenas cumplidas las seis décadas llegase a mi conocimiento la publicación de un nuevo libro de Rosa Montero.Libro que,no por azar,ella misma dedica “de regalo de un cumpleaños muy redondo”a quien, a buen seguro,será coetánea “chica del 56”, de esas a quienes igualmente coetáneo Miguel Bosé dedicó aquel “Bravo muchachos”.

De inmediato fue “La carne” objeto de mi literaria ambición y no poco empentaron a ello comentarios de amigas-más que amigos,ya se sabe que en cuestiones de leer mucho siempre es así-del recomendable Club de Lectura Luz Gabás,como mi tocaya y coetánea Mª Paz Folgado Miranda a quien especialmente dedico esta personal reseña.

2010_08102vila0204Me gusta la literatura de @BrunaHusky -Rosa Montero tuitera-como me gusta su amor al riesgo,a la vida que “es un pequeño espacio de luz entre dos nostalgias:la que aún no has vivido y la de lo que ya no vas a poder vivir”.

Me gusta mi coetánea Soledad que Rosa ha creado como SEXagenaria-sí,el sexo nos sigue importando también a los sesenta-aunque no me identifique en algunos aspectos.Por ejemplo,en mis viajes que yo sigo haciendo ligera de equipaje pero…mi existencia es auténtico y permanente viaje en el que todavía no soy rehén de parafernalia protésica. En esto y poco más-“Moriría sin haber conocido el amor.Eso sí que era ser pobre, y no el hecho de no poder pagar un maldito recibo”-disentimos,Soledad.

Me gustan los recursos literarios de Rosa en “La carne”.Me encanta su propio e irónico cameo así como el casi permanente que hace con la Directora de la BNE,Ana Santos Aramburo.

Me gustó el saber mucho de “Escritores malditos” cuyas historias y pasiones desconocía.

Me gusta leer,sí.Mucho más si es de mujeres sexagenarias,como ya lo soy yo,que contra cíclopes y lestrigones,seguimos sintiendo que “algo se remueve dentro de nosotras,algo niño y fiero.El obcecado empuje de la vida”

                                                                   ¡¡¡ Gracias Rosa !!! 

El sexo a los 60,por Rosa Montero http://elpaissemanal.elpais.com/columna/sexo-los-sesenta/?rel=cx_articulo#cxrecs_s

Un libro para revertir hechizos que borran a la mujer:Regreso a tu piel

Rompiendo hechizos

                                                                        Es necesario 
                                                revertir el hechizo. 
  
                                                Ese 
                                                que borra a las mujeres 
                                                de los libros de historia, 
                                                de las esferas de poder, 
                                                de las antologías. 
  
                                                Ese 
                                                que las encierra 
                                                entre cuatro paredes 
                                                con solo 
                                                colocarles un anillo

        Si todos y cada uno de los días de todos y cada uno de los años han de ser nuestros,estoy con el movimiento feminista en que preciso es,aunque triste,el empecinarnos en dar justa visibilidad a quienes somos el 51% de un mundo que jamás llegará a ser mejor sin equidad.Equidad que supone el romper hechizos que nos alienan impidiendo la participación plena de la mujer en todos los ámbitos.

       Participación que hemos de forzar rompiendo el miedo que invade, que incluso impide nuestros sueños y que es verdadero instigador de vergonzoso feminicidio.

Feminicidio

El miedo 
Se empeña en anidar 
nuestros cuerpos. 
  
Invade nuestros sueños. 
  
Obstaculiza 
cada acto deliberado 
de nuestras vidas. 
  
Es necesario 
conjurar 
La cacería.

 

Romper miedos que han anidado en cuerpos que han querido hacernos ver de rostros horribles, verrugosos y de  nariz ganchuda

Campaña negra

Lo de la nariz ganchuda 
y las verrugas 
fue pura campaña negra 
para frenar el sufragismo, 
las brujas somos mujeres 
que transformamos la realidad 
como lo hicimos 
con el uso de la escoba.

 

Sí,mujeres ¡mordamos la manzana ¡

¡dejémonos de cuentos ¡ ¿por qué seguir alimentando un machismo de enanos que inventaron sus brujas para encerrarnos en ellas?

                                                                                                                 Muerde la manzana

                                  no dormirás

                                  es solo un cuento

                                  que inventaron los enanos

                                  para no perder “su paraíso”.

 

Si todos y cada uno de los días de todos y cada uno de los años han de ser nuestros, el mes de marzo siempre será en esta red de Participación Rural Viva mes de especial reivindicación FEMINISTA. Sí, sin miedo. Feminista como los poemas de la feminista escritora guatemalteca  Guisela López http://www.mujeresnet.info/2012/05/feminismo-y-otros-poemas.html.

Si todos y cada uno de los días de todos y cada uno de los años han de ser nuestros y en todos ellos aprender mucho leyendo mucho, hoy comparto mis feministas sensaciones respecto a un libro, Regreso a tu piel, de la escritora Luz Gabás, que al menos a mí me ha servido para reflexionar sobre la necesidad de revertir hechizos que nos convierten en brujas cuando al miedo machista así conviene.

Vivimos un tiempo en que en exceso se trivializa. Así se hace,y muchas veces por mor de lo que decimos desarrollo,con temas que nos hacen  protagonistas de cuentos que no lo fueron.Así la brujería,antaño excusa para violencia machista e inculta-ambas cosas van tan unidas como alejadas de la educación-y ahora divertimento de un ocio para el que se oferta el dolor de ayer hoy banalizado en manipulada y falsa brujería.

Todo es legítimo…Hoy como ayer “con lo que han dicho esta mañana,no es necesario que los delitos se hayan consumado” “Basta con que haya rumores sobre ellos. Alguien piensa algo, sospecha o sugiere y al día siguiente es realidad”…

Toda cobardía halla legítima justificación…hasta el valor de la mujer a quien “el peor de los demonios la ampara,si resiste como lo hace”.

Regreso a tu piel,una novela para aprender mucho de mujeres fuertes como Brianda de Lubich a quien su padre educó en la igualdad,la justicia,la libertad,la lealtad… Una auténtica bruja que como tantas congéneres quiso,queremos y querrán volar

¡Quiero volar ¡

                                     Mi cuerpo, mis ojos, mi cara envejecen

                                     silenciosamente, se escapa el estío,

                                     debo defender la alegría que aún queda,

                                     debo resguardarme que ya viene el frío.

 

                                     Tendré que ignorarte cuando estés presente

                                     pues eres sinónimo de encarnizado hielo,

                                     eres mi adversario si busco la dicha,

                                     insufrible enemigo de todos mis anhelos.

 

                                     Entre ambos labramos primorosos sueños

                                     aunque nunca concebí, ni pude imaginar

                                     que de concretarlos sería el marino

                                     y tú, mi indolente e injusto capitán.

 

                                     Quiero despegar, elevar el vuelo

                                     mudar esta piel que se ve cansada

                                     caminar errante por ninguna senda

                                     quiero liberarme, ya no estar anclada. 

Sylvia Verónica Castro Paz

Yerma,octogenaria y fértil

El cielo tiene jardines
con rosales de alegría,
entre rosal y rosal
la rosa de maravilla.
Rayo de aurora parece
y un arcángel la vigila,
las alas como tormentas,
los ojos como agonías.
Alrededor de sus hojas
arroyos de leche tibia
juegan y mojan la cara
de las estrellas tranquilas.
Señor,abre tu rosa
sobre mi carne marchita.

No hallo forma más idónea de enlazar en esta red dos alboroques tan merecidos como lo son ANDALUCÍA  y la MUJER que atrayendo nuestras miradas hacia esta mujer andaluza centenaria y fértil que es Yerma.

No hay azar,como siempre en mí.Tampoco meras circunstancias aleatorias.Yerma es segunda tragedia de Federico García Lorca,tras Bodas de Sangre,que en febrero de 1934 estaba tratando de acabar,ya con su título definitivo,cuyo estreno estaba previsto para un día como hoy, 1 de marzo,en Buenos Aires y representada por Lola Membrives.En dicha fecha,y como homenaje a Federico,se representaron La zapatera prodigiosa,Bodas de Sangre,la 3ª estampa de Mariana Pineda siendo el propio autor y homenajeado el encargado de poner broche de oro al acto con la lectura del primer acto de Yerma:

Tener un hijo no es tener un ramo de rosas.Hemos de sufrir para verlos crecer.Yo pienso que se nos va la mitad de nuestra sangre.Pero esto es bueno,sano,hermoso.Cada mujer tiene sangre para cuatro o cinco hijos y cuando no los tiene se les vuelve veneno,como me va a pasar a mi  dice Yerma ,representando la desesperación de la mujer de antaño cuando le resultaba imposible tener hijos. La tragedia refleja la opresión que vivían las mujeres de la época ya que la sociedad imponía que su objetivo en la vida era, únicamente, cuidar del hogar y tener descendencia. ¿Algo totalmente obsoleto?

Yerma,tragedia con 4 personajes principales y coros,como han de ser las tragedias,afirmaba sobre ella el autor quien por fin,el 29 de diciembre de 1934 pudo verla estrenada en el Teatro Español de Madrid con Margarita Xirgu en el papel estelar y que,por cierto,le valió que nada más alzarse el telón se oyeran gritos en su contra. Los alborotadores fueron expulsados de la sala. Al terminar la obra, el teatro se venía abajo, fue una auténtica apoteosis el entusiamo del público. El poeta tuvo que salir al escenario. Margarita Xirgu tan dueña de sí misma en todo momento, ocultaba su rostro entre las manos: lloraba sostenida por Federico García Lorca. El poeta se adelantó y pidió un aplauso para ella, para ella sola. 

Durante meses “Yerma” fue objeto de polémica. Tanto, que a las dos semanas de su estreno se habló incluso de prohibirla por blasfemia e inmoralidad.Ochenta años atrás… ¿eran aquellos otros tiempos?

Yerma,mujer andaluza centenaria y fértil.A pesar de su esterilidad,que representando  mucho más que una frustración familiar,social y,desde luego,sexual todavía hoy se convierte en una de las grandes tragedias de la humanidad” y la “opresión” que, aún a día de hoy, sufre la mujer en todo el mundo ¿ajena esa Yerma que luchaba desesperadamente con su verdad ocho décadas atrás?

No fue carne marchita no,la de aquella  cuya familiar imagen ilustra este artículo Imagen de la que es centro,sosteniendo en sus brazos a ese nieto,representante de un tercera generación a la que hoy se suman 3 más.

Mujer andaluza,de Úbeda y de la que Yerma bien pudiera haber sido coetánea si no hubiera quedado en  literaria hija de tan prolífico y poético  padre. 

Josefa Fernández Piñera,mi bisabuela andaluza para quien,aparentemente más afortunada que Yerma, el cielo tuvo jardines con rosales de alegría haciéndola mujer segura cuya fortaleza no estribó en su física fertilidad. Me contaron que fue mujer andaluza que jamás sintió obstinación  en la no aceptación de sus vulnerabilidades.Ojalá así fuera.

Ojalá,así que pasen otros 80 años,no haya más Yermas que den por imposibles sus  sueños porque, como aquella  sientan que Los hombres tienen otra VIDA,los ganados,los árboles,las conversaciones:las mujeres no tenemos más que ésta de la cría y el cuidado de la cría.

…Ojalá pero… ¡¡¡ permitidme la duda !!!

Un libro para comenzar a escribir la historia de España en femenino:La mujer olvidada

La historia oficial está repleta de personas mediocres convertidas en célebres personajes por extrañas carambolas del destino…


Así escribe Isaías Lafuente en prólogo del que no es ensayo ni novela.Libro escrito en 2006 para recordar,setenta y cinco años después de su logro, a “La mujer olvidada”.
Clara Campoamor,republicana,feminista y de izquierdas que como tal murió exiliada en Lausanne un día como hoy,30 de abril,de 1972.

Clara Campoamor que,aprendamos,mujeres,”no se resignó al inexorable destino y consiguió,antes de cambiar la historia,reorientar su propia historia”.

Clara Campoamor quien aparentemente con las raíces cortadas,quiso y supo no dejarse cortar las alas tan y como manifiesta en estas palabras que,sin ser parte del libro,sí reflejan el valor y la ética de una mujer todavía demasiado olvidada y bastante manipulada (manipulación superada por la memoria de Federico García,coetáneo a quien antecede en una década )

 «Yo no advine a la República ni el 14 ni el 16 de abril. Me he formado en el clima paterno, de un hombre que batalló en las épocas difíciles de Menéndez Pallarés, Castrovido y Pi y Arsuaga. Durante la Monarquía ni tuve contactos ni acepté mercedes. Cuando en 1927 la Academia de Jurisprudencia me brindó, como a don Enrique Moret, la Gran Cruz de Alfonso XII –que varios republicanos, seguramente de los que no votaron a mi favor, lucieron y arrumbaron cuidadosos después- como corolario al premio extraordinario anual, rechacé la distinción. En la Dictadura ni acaté órdenes injustas ni acepté conexiones: cuando el dictador dio al Ateneo una Junta de real orden y en ella incluyó mi modesto nombre de ateneísta constante desde 1916, rechacé el nombramiento, con la consecuencia indirecta de tener que pedir la excedencia de mi cargo de Instrucción Pública perdiendo cien puestos en el Escalafón, que no recobré después; y cuando el Sr. Aunós, ministro de Trabajo de la Dictadura, quiso injertar en sus Comités paritarios la modernidad de savia femenina, ofreciendo a tres abogadas en Madrid, Victoria Kent, Matilde Huici y yo, tres flamantes nombramientos de asesores en otros tantos organismos, yo, con Matilde Huici, rehusé el fructífero honor, que otros sirvieron».

Si en un país como éste algún día vemos a una mujer dando misa,significará que lo hemos conseguido todo.

85 años después de aquellas palabras de Clara Campoamor,sus congéneres seguimos estando en misa y repicando.Leáse limpiando y ornamentando iglesias,asumiendo domésticas tareas de los curas y dando infantiles catequesis por ellos dirigidas.Otra cosa son los cursillos prematrimoniales ¿qué sabemos nosotras de eso? Otra cosa es la responsabilidad de una misa.Eso…es cosa de hombres,como el Soberano que no sólo es marca de un coñac sino fin primordial de todo machismo-en hombres y mujeres-como es el PODER.

Hoy que estamos a treinta del abril cumplido sigue siendo día del LIBRO y de la MUJER.No de ninguna olvidada.Descansen en paz los restos de Clara en Polloe pero jamás su memoria que andando por sendas de incomprensión,esfuerzo y libertad,tanto camino hizo para quienes le sucedimos.Camino por todas las personas,que la condiciòn de la mujer mejorará al hombre,no lo olvidemos.

Hoy,diez años después de su publicación,y aprovechando el amigo reencuentro con Isaías,Elvira y Pablo,releo y recomiendo otro amigo:un libro para comenzar a escribir la historia de España en femenino,La mujer olvidada.

También recomiendo ‘Clara Campoamor, la mujer olvidada’,película hecha para televisión dirigida por Laura Mañá inspirada en la lucha de la diputada republicana y estrenada en 2011 

Un libro sobre el gran timo de la mujer moderna:Nosotras,que lo quisimos todo

Dedicado a “su niña” ISABEL TORRIJOS,quien un 6 de julio llegó a la vida como el mas ilusionante chupinazo y así que han pasado poco más de veinte años espero y deseo sólo quiera y luche por todo aquello que le haga sentir más y mejor persona.

Pregúntate a tí misma ¿qué harías si no tuvieras miedo? y ,a continuación vé y hazlo

        Así de rotunda se manifiesta la periodista Sonsoles Ónega por boca de Beatriz,protagonista de “Nosotras que lo quisimos todo” una novela-ensayo en la que con ironía trata del inmenso timo que en pleno siglo XXI sigue suponiendo esa tan demagógica liberación femenina para aquellas a quienes nadie contó que “dicha liberación era un espejismo” porque “nadie cede privilegios de manera gratuita y ellos menos”

     Ni siquiera lo contaron congéneres que nos precedieron en esta lucha-Beatriz bien podría ser hija de tantas de nosotras como nieta de una mujer nacida en 1926-como tampoco contempóraneas que tantas veces nos convertimos en enemigas.Lo afirmó Madeleine Albright “Mi lema es que existe un lugar en el infierno reservado para las mujeres que no se ayudan unas a otras”

       ¿Envidia? ¿miedo? ¿comodidad? ¡cuántas veces yo misma me lo pregunto a diario! y… ¡cuántas veces mi respuesta sigue siendo la misma ! Ojalá tú, Isabel, no llegues a saber nunca la respuesta porque nunca ya ni tú ni tus coetáneas ni aquellas que nos sucedan necesiten hacerse la pregunta . 

       Nosotras que lo quisimos todo…un libro que me recomendó una amiga que ,como tantas, se siente víctima del gran timo: Una madre,hija,esposa,hermana,sobrina,trabajadora dentro y fuera del hogar, universitariamente formada pero en permanente proceso formativo y ¡más difícil todavía! pacida urbana pero nacida y educada rural… Sí ¡una mujer moderna!…y timada por una liberación que,como a Beatriz,le agobia.

       Por no ser, casi tampoco trabajadora ni dentro del hogar-confieso me aburre sentirme “maruja”-ni hoy tampoco fuera,si nos referimos a ese exclusivo material y generosamente reconocido que debería hacer sentir tan realizadas a las personas que tienen la oportunidad de desempeñarlo.

       Al menos,si estoy en permanente proceso formativo que para mí es la EDUCACIÒN clave para discernir entre querer todo o lograr sólo lo que precisamos para sentirnos bien con nosotras mismas.

      Sentir…¿quienes de nosotras nos lo planteamos cada día al abrir los ojos? ¿quienes hacemos revisión de esa mochila antes de dejarnos caer cada noche en los brazos de Morfeo? Sí,lo reconozco, yo no soy mujer moderna,sólo pretendo vivir y dejar vivir pero sintiendo que soy yo,no una copia-siempre mala-de aquella otra..u otro,al que envidiamos simplemente porque no nos gustamos.

    ¿Ser? ¿sentir? ¿tener? ¿querer?… 

     La gente nace y se casa,vive y muere en medio de un tumulto tan frenético que uno pensará que enloquecerán. Ya lo decía a primeros del siglo XX William Dean Howells pero lo que el mundo necesita-y lo que el vivir Slow ofrece y yo os recomiendo,como recomiendo la lectura  de “Elogio de la lentitud” (Carl Honoré)-es la libertad de buscar y elegir el ritmo que a cada una haga feliz.

Un libro canto a la libertad:Las mujeres que leen son peligrosas

Quisiera compartir  con orgullo una foto de mi esposa, Catherine, con nuestra nietecita Isabel,  sentadas en “La Silla de Cuentista” en su escuela primaria en York, Inglaterra. Ambas son lectoras ávidas y el dibujo que hay sobre  la silla (hecho por Isabel) fue elegido en  un  concurso de diseño.

Un día Isabel, hojeando uno de los libros que escribí hace unos años,  me dijo: “Abuelo, voy a escribir un libro así”. Un poquito más tarde me hizo una una pregunta: “Abuelo,  ¿Cuánto se tarda en escribir un libro?”  Yo respondí,” Bueno, este libro aquí con todas  las investigaciones y entrevistas incluidas, yo diría que unos 20 años”.  A lo que Isabel respondió: “Oh abuelo, voy a terminar el mío esta noche!”

¡Ah, la inocencia de la juventud !pero espero que esta anécdota traiga una sonrisa o dos a los que estén siguiendo lo que hay en este sitio web sobre el  “Empoderamiento de la Mujer.”  

 

¿Y por qué  el título?: “Mujeres que leen son Peligrosas”.

Bueno, porque es un título apropiado para la foto de Isabel y Catherine y también porque quisiera recomendar un libro con el mismo título.

 

Un abrazo, Barney Sharratt.

 “Las mujeres que leen son peligrosas”  de  Stefan Bollmann.

 Un canto a la libertad que otorgan los libros y un emocionante homenaje a las mujeres lectoras.

 Maeva Ediciones 2006 ISBN 978-84-96231-8-6

Una historia escrita por mujeres

Pensé que esta carta que recibí de la Fundación de Teatro Clásico de Almagro podría ser de interés para mis amigo/as de Participacion Rural Viva.

Newsletter_Una historia escrita por mujeres

Fundación Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro 37 Ed. Fundación Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro. Newsletter_Una historia escrita por mujeres Si no lo puede ver bien Pinche aquí Una Historia escrita por mujeres.

To Me
Today at 1:41 PM
37 Ed. Fundación Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro. Newsletter_Una historia escrita por mujeres
Si no lo puede ver bien
 Pinche aquí

Una Historia escrita por mujeres


¿Es posible escribir la historia de las mujeres? La pregunta lanzada al aire por Michelle Perrot, en su libro Une historie des femmes est-elle possible?, tuvo una pronta respuesta con la aparición, a principios de los años noventa, de La historia de las mujeres en Occidente, obra coordinada por la propia Perrot y el medievalista Georges Duby.

Nosotros no vamos a llegar tan lejos, pero lo que sí queremos hacer es rendir un pequeño homenaje a todas las mujeres a través de un recorrido por la vida de aquéllas que en el siglo XVII consiguieron pasar a la historia.

Lo que en definitiva queremos, es contar ‘una breve historia de mujeres’ cuyo nexo está en el hecho de haber sido capaz de traspasar el velo del anonimato y el olvido; son vidas de reinas, pensadoras y artistas, que marcaron los destinos de mucha gente o que, simplemente, pudieron decidir sobre el suyo propio. Y es que el siglo XVII fue un siglo de grandes mujeres.

Juego de damas


Hablamos, por ejemplo, de reinas que marcaron el destino de millones de personas. Con el siglo XVII se inician los últimos años del reinado de Isabel I de Inglaterra, cuyo nombre se relaciona a un periodo de esplendor político y cultural; su impronta fue tal que por isabelina reconocemos una literatura, un teatro y hasta una arquitectura.  Su relación con el pueblo de Inglaterra estaba por encima de todo, y sobre todo, por encima de cualquier hombre. Será recordada como la reina virgen.

Lejos de Inglaterra, en 1650, una joven de 20 años es coronada como reina de Suecia. Se llama Cristina y durante cuatro años llevó sin tacha las riendas de su país. Abdicó a favor de su primo Carlos Gustavo y desde entonces vivió dedicada a la protección de las artes y las letras. Se trasladó a Roma después de convertirse al catolicismo y desde allí abogó por la libertad religiosa de las naciones y sus pueblos, posicionándose en contra de las persecuciones por razones de fe.

No todas las reinas eran portadoras de una corona y aún así fueron influyentes. Fue el caso de Madame de Maintenon. Françoise d’Aubigné accede al círculo íntimo del Rey Sol como institutriz de los hijos que éste tuvo con una de sus amantes, Madame de Montespin. El afecto del rey por la nueva institutriz creció muy rápidamente. La muerte de la reina Maria Teresa permitió el acercamiento definitivo de los amantes que se casaron secretamente por petición de los consejeros reales. Madame de Maintenon no fue nunca públicamente la esposa del rey; ni su amante oficial. A la muerte de Louis XIV se retiró a Saint-Cyr donde creó una escuela femenina, dirigiendo un proyecto educativo que permitía a jóvenes sin recursos acceder a una buena educación.

En España una mujer pudo marcar el destino del país desde la sombra, o más bien, desde la celda de un convento. Se trata de sor María de Ágreda, conocida como La Venerable. Estuvo dedicada gran parte de su vida a la oración; fueron muy conocidos sus experiencias místicas y sus escritos. Felipe IV quiso conocerla y la visitó por primera vez en 1643, siendo ella abadesa de Ágreda. Desde entonces pasaría a ser la consejera espiritual y en asuntos de Estado del rey.  La correspondencia entre ambos duró más de veinte años y se cuenta con más de seiscientas cartas.

No son musas, son artistas


La ausencia de mujeres artistas en los museos o en las enciclopedias de arte clásico puede dar la impresión de que el rol de las mujeres en el arte se ha limitado al de musas y modelos. Lo cierto es que las mujeres han tenido una presencia activa constante como artesanas y artistas pese a los obstáculos con los que se encontraron para dedicarse al arte en distintas épocas debido a su género.

Las artes en el siglo XVII fueron también testimonio de la vida de un numeroso grupo de mujeres. Hijas de artistas, de mercaderes o de nobles, autodidactas o instruidas; estas mujeres escaparon de una vida anónima gracias al desarrollo de su personalidad creativa.

Mary Beale es considerada la primera retratista oficial en Inglaterra. Hija de un aficionado a la pintura, fue autodidacta y toda su vida se dedicó a pintar. En muchas ocasiones fue su oficio el que mantuvo económicamente a toda su familia. Abrió un estudio en Londres en donde su marido ejercía de ayudante y asistente. Accedió con sus retratos a la élite cultural y política de su país.

La pintura dio fama a otras mujeres como Judith Leyster, Sofonisba Anguissola, Barbara Longhi, Fede Galizia, Lavinia Fontana y Artemisa Gentileschi entre otras. Mujeres sobre las que, sin duda, merecería la pena detenerse.

En la música barroca italiana también hubo hueco para un nombre de mujer: Barbara Strozzi.Su padre, Giulio Strozzi, un importantísimo intelectual veneciano,le dio una buena educación y le ayudó a ser una reconocida intérprete y compositora.  Su fama le llegó con las cantatas que compuso para aristócratas y reyes.

Y volvemos a mencionar del  Rey Sol, esta vez para hablar de una compositora que consiguió deslumbrarle. Se trata de Élisabeth Jacquet de La Guerre, gran intérprete de clavecín además de compositora. Vivió el ambiente musical desde su infancia y fue considerada una niña prodigio. A los cinco años dio un concierto de clavecín ante Louis XIV quién la denominó “petite merveille”. Entró en la corte de Versalles y desde entonces y hasta sus últimos días, la música fue para ella un medio de vida y un refugio frente a las tragedias personales que tuvo que vivir.

En España encontramos uno de los escasos nombres femeninos relacionados con la escultura. Se trata de Luisa Roldán, La Roldana, una artista excepcional. Llegó a ocupar el puesto de escultora de Cámara de Carlos II y Felipe V, un título realmente extraordinario para una mujer.

La libertad de pensar por sí mismas


Las letras nos han dejado en nuestra cultura dos grandes nombres: Sor Juana Inés de la Cruz y María de Zayas.

Sor Juana Inés de la Cruz fue una religiosa y escritora novohispana, cultivó la lírica, el auto sacramental y el teatro, así como la prosa. Su importancia fue tal que recibió los sobrenombres de ‘El Fénix de América’ o ‘La Décima Musa’.

Con María de Zayas nos adentramos además en el terreno de las pensadoras. Aunque fue una célebre escritora, sabemos muy poco de ella porque su vida, como les pasó a tantas otras mujeres, no fue considerada relevante por los hombres que la rodearon y, seguramente, la envidiaron. A Zayas se la sitúa dentro de un feminismo premoderno, lleno de contradicciones propias de la época en la que vivió pero que supone un avance sustancial en la visión de la mujer. Rosangela Schardong afirma que Zayas es “la primera feminista teorizante que conscientemente comenta la situación del sexo femenino en España”. 

Como vemos, detrás de grandes ideas también se esconden grandes mujeres. Juliana Morell, Marie Astell, Marie le Jars de Gournay y Aphra Behn dieron buena muestra de ello.

Juliana Morell es la más célebre humanista española. Residió gran parte de su vida en Francia. Recibió una amplia educación, que unida a su enorme inteligencia, le permitió aprender en poco tiempo catorce lenguas antiguas y modernas, filosofía, teología, jurisprudencia y música.  Cuando contaba con poco más de doce años, defendió unas tesis dedicadas a Margarita de Austria, reina de España, y poco después, recibió el grado de doctora summa cum laude en Aviñón. Morell es la única mujer citada en el Paraninfo de la Universidad de Barcelona, donde se reconocen su inteligencia y erudición.

‘If all Men are born free, how is it that all Women are born slaves?’
(“Si todos los hombres nacen libres, ¿Cómo es que todas las mujeres nacen esclavas?”)

Estas palabras pertenecen a Mary Astell, fue una escritora feminista y retórica inglesa. Su vocación por la igualdad de oportunidades en la educación de las mujeres le ha valido el título de “la primera feminista inglesa”. Astell propone aumentar las opciones de carrera que se le ofrecen a las mujeres más allá de ser una madre o convertirse en monja. Aspiraba a que todas las mujeres tuvieran las mismas oportunidades que los hombres de pasar la eternidad en el cielo con Dios, y creía que para que esto fuera posible ellas debían ser educadas y vivir más experiencias.

Marie le Jars de Gournay, hija adoptiva de Michel de Montaigne, tuvo un estilo de vida sumamente inusual para su época. Fue una mujer soltera que se ganó la vida a través de sus escritos y defendió el acceso igualitario de las mujeres a la educación y los puestos públicos. En sus ensayos atacó la corrupción de las cortes, el clero y la aristocracia.
Y acabamos nuestra historia con Aphra Behn. Antes de convertirse en la primera escritora profesional de la literatura inglesa, cuenta su leyenda que fue espía en Holanda y amante de varios personajes poderosos de la Restauración, incluido el rey Carlos II. Fue abanderada de la inmoralidad y autora de una veintena de comedias cuya influencia fue determinante en el naturalismo de Jean Jacques Rousseau.

Aphra escribió Oroonoko o el esclavo real, una novela que le procuró la gloria literaria. Es una historia muy avanzada en su tiempo, tanto que es considerada la primera novela antiesclavista. La escritora nos cuenta cómo Oroonoko, tras casarse con la bella Imoindia, es vendido junto a su esposa como esclavo. Separados por sus amos, el matrimonio volverá a unirse con posterioridad. Oroonoko capitaneará entonces una revuelta de esclavos, aunque al final, capturado por sus enemigos, morirá entre terribles torturas.
Hasta aquí esta breve historia escrita por mujeres.  Como diría Lope,  nosotros, humildes servidores,  volvimos esta vez a llamarlas para que no las olvidéis. Perdonen nuestras faltas,  aquí la historia acaba.

Toda la información del Festival de Almagro en nuestra página web 
Cerrada la convocatoria para el III Certamen Internacional Barroco Infantil 

Ya puedes ser parte del IV Almagro Off
Mándanos tu propuesta 
Copyright © * FUNDACIÓN FESTIVAL INTERNACIONAL DE TEATRO CLÁSICO DE ALMAGRO 

Nuestra dirección de correo electrónico
falmagro@festivaldealmagro.com 

Post de BARNEY SHARRATT

Las mujeres que leen son peligrosas

mujeresqueleensonpeligrosasQuisiera compartir  con orgullo una foto de mi esposa, Catherine, con nuestra nietecita Isabel,  sentadas en “La Silla de Cuentista” en su escuela primaria en York, Inglaterra. Ambas son lectoras ávidas y el dibujo que hay sobre  la silla (hecho por Isabel) fue elegido en  un  concurso de diseño.

Un día Isabel, hojeando uno de los libros que escribí hace unos años,  me dijo: “Abuelo, voy a escribir un libro así”. Un poquito más tarde me hizo una una pregunta: “Abuelo,  ¿Cuánto se tarda en escribir un libro?”  Yo respondí,” Bueno, este libro aquí con todas  las investigaciones y entrevistas incluidas, yo diría que unos 20 años”.  A lo que Isabel respondió: “Oh abuelo, voy a terminar el mío esta noche!”

¡Ah, la inocencia de la juventud !pero espero que esta anécdota traiga una sonrisa o dos a los que estén siguiendo lo que hay en este sitio web sobre el  “Empoderamiento de la Mujer.”  

 

¿Y por qué  el título?: “Mujeres que leen son Peligrosas”.

Bueno, porque es un título apropiado para la foto de Isabel y Catherine y también porque quisiera recomendar un libro con el mismo título.

 

Un abrazo, Barney Sharratt.

 “Las mujeres que leen son peligrosas”  de  Stefan Bollmann.

 Un canto a la libertad que otorgan los libros y un emocionante homenaje a las mujeres lectoras.

 Maeva Ediciones 2006 ISBN 978-84-96231-8-6