Un libro inédito para saber de un pasado que no debe repetirse :Los caprichos de la suerte

La literatura no puede reflejar todo lo negro de la vida. La razón principal es que la literatura escoge y la vida no.

Cita de Pio Baroja (San Sebastián 1872/Madrid 1956) que estimo más que idónea como introducciòn a mi primer libro leído en 2016, fecha en que no por casualidad se conmemoran los 60 años de su muerte-unos nacimos a la par que otros murieron-y los 80 de esa incivil guerra cuya vergüenza todos deberíamos mejor conocer para evitar repetir tantas estúpidas situaciones como el que “Gentes de baja condición habían llegado a ostentar elevadas jerarquías de mando” cuando “La mayoría de la gente de los pueblos no tenían ideas políticas,sino agravios personales que vengar”

Los caprichos de la suerte,escrita en los comienzos de los 50,es la última novela inédita de este escritor español de la generación del 98.”Un paseo melancólico y lírico por la España de la guerra civil”. De nuevo andar y leer mucho a la vez: Oyarzun,Madrid,Puente de Vallecas,Tarancón…

Tarancón por tu sonido

me pareces un trancazo

un muelle que se ha caído

y ha dado un gran batacazo

Cuenca… 

Cuenca tiene en lontananza

aire trágico y altivo

parece un pueblo cautivo

que prepara una asechanza

Utiel, aquella Valencia roja y,por fin, un retrato impresionista de un París en el exilio desde el que se trata la situación española y europea que,ocho décadas después,no resulta tan ajena:

Toda la vieja estructura social habían pretendido deshacerla los revolucionarios ,pero, como no sabían hacerlo ni tenían ningún proyecto que valiera la pena, daban palos de ciego y atacaban como un toro furioso todo lo que tenían por delante

Tal vez en los primeros revolucionarios hubiese un ideal y fuesen gentes que deseaban de buena fe un mundo mejor, pero los que lucharon después no pasaban de ser una caterva de arribistas y de ladrones.

Tampoco tan ajenas nos resultan reflexiones acerca de la naturaleza humana:

En general ,los tontos,no se sabe por qué, encuentran más protección de un hombre o de una mujer.Sin duda el tonto resulta una persona más confortable.

Los caprichos de la suerte,sin lugar a dudas un buen libro para aprender mucho de un pasado que no siempre vuelve.Un pasado que hecho presente no depende de los caprichos de la suerte y sí,como siempre,de cuestiones de EDUCACIÒN :La filosofía proporciona al hombre un refugio a donde el despotismo no puede alcanzarle con sus esbirros.

Anuncios