Un libro para revertir hechizos que borran a la mujer:Regreso a tu piel

Rompiendo hechizos

                                                                        Es necesario 
                                                revertir el hechizo. 
  
                                                Ese 
                                                que borra a las mujeres 
                                                de los libros de historia, 
                                                de las esferas de poder, 
                                                de las antologías. 
  
                                                Ese 
                                                que las encierra 
                                                entre cuatro paredes 
                                                con solo 
                                                colocarles un anillo

        Si todos y cada uno de los días de todos y cada uno de los años han de ser nuestros,estoy con el movimiento feminista en que preciso es,aunque triste,el empecinarnos en dar justa visibilidad a quienes somos el 51% de un mundo que jamás llegará a ser mejor sin equidad.Equidad que supone el romper hechizos que nos alienan impidiendo la participación plena de la mujer en todos los ámbitos.

       Participación que hemos de forzar rompiendo el miedo que invade, que incluso impide nuestros sueños y que es verdadero instigador de vergonzoso feminicidio.

Feminicidio

El miedo 
Se empeña en anidar 
nuestros cuerpos. 
  
Invade nuestros sueños. 
  
Obstaculiza 
cada acto deliberado 
de nuestras vidas. 
  
Es necesario 
conjurar 
La cacería.

 

Romper miedos que han anidado en cuerpos que han querido hacernos ver de rostros horribles, verrugosos y de  nariz ganchuda

Campaña negra

Lo de la nariz ganchuda 
y las verrugas 
fue pura campaña negra 
para frenar el sufragismo, 
las brujas somos mujeres 
que transformamos la realidad 
como lo hicimos 
con el uso de la escoba.

 

Sí,mujeres ¡mordamos la manzana ¡

¡dejémonos de cuentos ¡ ¿por qué seguir alimentando un machismo de enanos que inventaron sus brujas para encerrarnos en ellas?

                                                                                                                 Muerde la manzana

                                  no dormirás

                                  es solo un cuento

                                  que inventaron los enanos

                                  para no perder “su paraíso”.

 

Si todos y cada uno de los días de todos y cada uno de los años han de ser nuestros, el mes de marzo siempre será en esta red de Participación Rural Viva mes de especial reivindicación FEMINISTA. Sí, sin miedo. Feminista como los poemas de la feminista escritora guatemalteca  Guisela López http://www.mujeresnet.info/2012/05/feminismo-y-otros-poemas.html.

Si todos y cada uno de los días de todos y cada uno de los años han de ser nuestros y en todos ellos aprender mucho leyendo mucho, hoy comparto mis feministas sensaciones respecto a un libro, Regreso a tu piel, de la escritora Luz Gabás, que al menos a mí me ha servido para reflexionar sobre la necesidad de revertir hechizos que nos convierten en brujas cuando al miedo machista así conviene.

Vivimos un tiempo en que en exceso se trivializa. Así se hace,y muchas veces por mor de lo que decimos desarrollo,con temas que nos hacen  protagonistas de cuentos que no lo fueron.Así la brujería,antaño excusa para violencia machista e inculta-ambas cosas van tan unidas como alejadas de la educación-y ahora divertimento de un ocio para el que se oferta el dolor de ayer hoy banalizado en manipulada y falsa brujería.

Todo es legítimo…Hoy como ayer “con lo que han dicho esta mañana,no es necesario que los delitos se hayan consumado” “Basta con que haya rumores sobre ellos. Alguien piensa algo, sospecha o sugiere y al día siguiente es realidad”…

Toda cobardía halla legítima justificación…hasta el valor de la mujer a quien “el peor de los demonios la ampara,si resiste como lo hace”.

Regreso a tu piel,una novela para aprender mucho de mujeres fuertes como Brianda de Lubich a quien su padre educó en la igualdad,la justicia,la libertad,la lealtad… Una auténtica bruja que como tantas congéneres quiso,queremos y querrán volar

¡Quiero volar ¡

                                     Mi cuerpo, mis ojos, mi cara envejecen

                                     silenciosamente, se escapa el estío,

                                     debo defender la alegría que aún queda,

                                     debo resguardarme que ya viene el frío.

 

                                     Tendré que ignorarte cuando estés presente

                                     pues eres sinónimo de encarnizado hielo,

                                     eres mi adversario si busco la dicha,

                                     insufrible enemigo de todos mis anhelos.

 

                                     Entre ambos labramos primorosos sueños

                                     aunque nunca concebí, ni pude imaginar

                                     que de concretarlos sería el marino

                                     y tú, mi indolente e injusto capitán.

 

                                     Quiero despegar, elevar el vuelo

                                     mudar esta piel que se ve cansada

                                     caminar errante por ninguna senda

                                     quiero liberarme, ya no estar anclada. 

Sylvia Verónica Castro Paz

Anuncios