Un libro para saber de mis raíces guiris, La muerte del inglés

IMG-20181126-WA0000He estado siempre tan seguro de mi mismo. Me han sobrado ambición y energía, he vivido para mi progreso personal y, queriéndolo ser, no he sido un modelo para ninguno.

Nada es por azar y no ha sido el azar el que ha hecho llegar a mis manos un libro en el que algo he sabido de esas mis entreveradas raíces que me unen a más de ocho apellidos guiris y entre los cuales Fink ,para mí apenas conocido hasta ahora, toma carta de naturaleza a través de la presente nota de prensa, compartida por otro Fink de sexta generación, mi hermano José Miguel Risueño Villanueva.

bty

La muerte del inglés, escrito por otro de sus descendientes, Enrique Fink Hurtado, y editado en el presente otoño de 2018 por la jerezana marca bibliográfica  Tierras de Nadie Editores. 

Un libro ameno  cuyas páginas, escritas por historiador valenciano, mucho y bien reflejan el costumbrismo del maestro Blasco Ibáñez. 

Su acción, ordenada en tres partes de las cuales la primera ( I ) transcurre en una sola e intensa jornada, la del 16 de abril de 1868. La II , sesenta páginas que van de la citada fecha a septiembre del mismo año. El libro se cierra con un breve epílogo   ( III ) en el que el autor da algunos datos que conforman el infinito mosaico en el que se desarrolla nuestra vida pues parte de ambas, la del actual Enrique Fink y la mía, fueron y son las de los protagonistas de La muerte del inglés.

46784605_10205346658821664_1951781633501691904_n

A ambos nos une ese inglés de Bristol, Henry Fink , que casó con Jane Woodford y con la que conformó una familia de la que nacieron su hijos Fink Woodford, nuestros  tatarabuelos : Jane ,madre de mi bisabuela Enma Bartle Fink y Thomas , padre  del bisabuelo del actual Enrique Fink Hurtado.

Henry Fink, yerno y socio de William Craven Bartle , my old bradfordian roots de las que antes supe y compartí :

De Valencia a Cuenca con los Bartle https://florencardo.wordpress.com/2018/04/09/de-valencia-a-cuenca-con-los-bartle/ vía @wordpressdotcom

Henry Fink, llegado a Valencia desde Devon, con treinta y cinco años y una familia ya numerosa como numerosos eran sus sueños :

Y como unos actores más en aquel escenario, los Fink, aquellos ingleses poco comunicativos que habían llegado a la ciudad hacia catorce años para trabajar en el ferrocarril y que poco a poco, muy lentamente, iban encontrando relaciones y trabando amistades entre gentes que les habían sido ajenas a pesar del tiempo que habían pasado ya entre ellas.

Fink Woodford, inmigrantes in siglo témpore ( ya dos atrás, el XIX)  cuando el Brexit no era amenaza para emprendedores sin fronteras ni la inmigración lo era de una paz social que hoy se destruye con muros en lugar de  construyendo puentes. 

Aunque , en algunos aspectos, parezca que casi dos siglos después poco hemos cambiado:

La fama se pierde en un minuto. Además , sabes que se nos tiene mucha envidia. Porque hemos triunfado, porque vivimos muy bien, porque somos extranjeros que hemos venido a hacer aquí los negocios que ellos no han sabido hacer y hasta porque no tenemos sus costumbres y vivimos un poco en nuestro mundo aparte.

Certera puesta en escena la del autor en “La muerte del inglés” Tan certera como sus conocimientos de una Historia de la que  mientras todos no seamos conscientes, nos veremos obligados a repetir: 

Los revolucionarios están en ello, se les está poniendo todo a favor. En Madrid, los diputados no pueden ser más necios, ellos están a lo suyo, a medrar, a defender sus privilegios pensando que serán eternos…
He estado siempre tan seguro de mi mismo. Me han sobrado ambición y energía, he vivido para mi progreso personal y, queriéndolo ser, no he sido un modelo para ninguno.

Certeras pinceladas sociológicas acerca de lo que hoy quienes , porque creemos y queremos auténtica igualdad de oportunidades, sentimos como imprescindible tarea feminista:

Además, cómo van a ir las mujeres a las clases en la Universidad, cómo se te ocurre eso…Mi marido es un buen hombre pero es un hombre y ellos van a lo suyo
Parece que sea lo único que importe, si es de buena familia, si tiene posibles para darme una vida confortable. Una buena casa,criadas y caprichos Sarah , lo que a ti te parece bastante, pero yo no estoy segura de ser feliz con todo eso.

Entrañables sensaciones que me retrotraen a una infancia que son recuerdos de una familia de Valencia donde entrepan, el charrar, el té y el tio Chesse fueron más que palabras.

La muerte del inglés, un libro de Enrique Fink Hurtado ,Licenciado en Historia y Presidente del Senado del Museo de la Imprenta y de las Artes Gráficas de Valencia https://senadomuseoimprenta.org.es/quienes-somos/junta-directiva/

La muerte del inglés, un libro para saber de mis raíces guiris que , pues así lo dijo el Andante Caballero en Rus, un lugar de La Mancha  del que siempre querrá acordarse esta entreverá, hoy recomiendo porque quien mucho lee…

 

 

 

 

Anuncios