“En esta vida hay muchas cosas que no se pueden explicar de forma racional y también otras muchas que ni siquiera merecen una explicación. Sobre todo, si al hacerlo se pierde algo importante “

Una vez más, la causalidad ha brillado con su presencia en forma de libro. Un libro… o, mejor, libros pues son dos tomos para única y mágica historia, la de “La muerte del comendador” , que ha llegado a mis manos desde otras no menos mágicas de cierto brujo negro… pero muy bueno. No ha sido el azar,no, el que ha hecho que su lectura haya dado tan necesario encanto a personales momentos que tanto precisaban de romper mediocridad  y tedio.

Haruki Murakami ( Kioto, 12 enero 1949) lo ha conseguido con “La muerte del comendador” . Una novela para aprender la importancia de convertir el tiempo en aliado. Una novela que refleja muchas cosas que no se pueden explicar a la vez que retrata con detalle aquellas pequeñas otras que sólo los trazos de un pintor genial puede convertir en importantes:

“Lo importante no es crear algo desde la nada, sino más bien, encontrar algo distinto entre lo que existe ” 

Pintor protagonista del libro que igualmente podría ser escritor. Para ambos, como para cualquier soñador, lo más necesario es la imaginación: 

“Necesitaba una “historia “.No bastaba con plasmar la imagen en el cuadro.Sólo con eso no se hacía un retrato”

Pintor que, como cualquier mago de la palabra, el sonido y todo elemento del Arte-  la música, la gastronomía,la indumentaria o el paisaje tienen protagonismo imprescindible en las circunstancias de esta historia- sabe fundirlos con  armónico estilo que al modo oriental llaman zen o al occidental slow.

“Mi función era ayudar y animar a todos esos elementos, pero, por encima de todo, no molestar, no interferir “

Fantástico Murakami, a quien descubrí  en “Tokio Blues” ( 1987) y me llenó de ternura  en “Los años de peregrinación del chico sin color ” (2013)

Un libro con letra de Murakami y música de Liszt, Los años de peregrinación del chico sin color https://anaquelsite.wordpress.com/2019/01/29/un-libro-con-letra-de-murakami-y-musica-de-list-los-anos-de-peregrinacion-del-chico-sin-color/ vía @wordpressdotcom

Tan fascinantes como familiares sus personajes de “La muerte del comendador” : hasta qué punto  Wataru Menshiki o esa Marie Akikawa cuya infancia tanto me recuerda alguna otra, sin dejar de lado al propio comendador o a su hacedor , Tomohiko Amada… 

Fantástico y fascinante Murakami que  ha impedido que en unos momentos en que la realidad  quería empentarme a ese vacío que es aburrimiento vital, con “La muerte del comendador” lo ha impedido. Como siempre un libro- y mejor si viene por mano de un amigo- impedirá que aburrimiento y miedo sean parte de una vida en la que leyendo podemos aprender a convertir el tiempo en aliado.

“La forma más eficaz de no sentir miedo o vacío es no dejarse vencer por él aburrimiento”

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s