El cisco,La Primera…historia de amor de libro

2010_0204ALBUFERA0269Porque como el universal y manchego Caballero Andante,estoy convencida de que sólo leyendo y andando mucho se sabe mucho, no hay vez que no haga un alto en mi camino hacia tierras del norte para aprender y gozar mucho de nuevo en Urueña  ¿conocéis el lugar?

2010_0716URUEÑA160061 Urueña,lugar rural de la tierra de Campos castellana que me engalana-así dicen por allá, así me enseñó a sentirlo Mariví en El Portalón y así ,Emoturismo que engalana, se llama el blog donde comparto andariegas sensaciones-y al que he vuelto en vísperas del Día del Libro con afán de aprender tanto…2010_0128PRIMERALIBRERIA0009

Sí,cierto es que no es oro todo lo que reluce…

2010_0128PRIMERALIBRERIA0018Como cierto es que para encontrar un lugar en el mundo donde ver y saber mucho,no hay que buscarlo precisamente y como yo parece me empeciné en un lugar donde tan bien acierta esa frase del castellano Poema de Mío Cid : “Qué buen vasallo si hubiera buen señor”.

A buen entendedor con pocas palabras basta y yo no voy a gastar las mías en referirme a las poco amables sensaciones que reiteradamente me ha transmitido un público lugar del libro que haciéndose llamar “Miguel Delibes” bien podrían aprender sus gestores de la humilde  humanidad de aquel pero…con los administradores hemos topado y con ellos todo sigue igual para que nada cambie.2010_0716URUEÑA160053Yo prefiero compartir historias de amor…2010_0128PRIMERALIBRERIA0028Yo prefiero traspasar puertas abiertas a la esperanza de un futuro rural vivo,de una cultura para todas-las personas-que quieran alimentarse de ella,de unas personas qué importa donde nacidas pero sí pacidas en el amor a lugares como Urueña que antes que primera y única Villa del Libro de España y uno de sus Pueblos más bonitos es lugar que tuvo  vida y vida necesita para no quedar en era.

2010_0716URUEÑA160020Yo prefiero aprender de historias de amor como la de Tamara y Fidel,dos periodistas de verdad que un día arribaron a Urueña y de esta villa-paisaje y paisanaje se enamoraron y aquí quisieron tener su lugar de vida en paz que para otras,ya tenían su ciudadanía por el mundo como parte de su profesión.

Tamara y Fidel,Fidel y Tamara que tanto monta quien hizo del amor el motivo para dando más,recibir más.2010_0716URUEÑA160021

Así, de ese amor nació Primera Página,librería de viajes, periodismo, fotografía-Fidel Raso cuenta con prestigiosos reconocimientos pero el mejor es ver mucho su obra- en la que esta pareja es anfitriona de sueños ¡Y qué amables anfitriones!

Sueños que quienes conocemos,vivimos y amamos el mundo rural valoramos cómo se van haciendo realidad en esas pequeñas cosas que siempre huérfanas de recursos materiales viven por la magia de ese creer para crear…Amar…

Sueños que dan vida y visibilidad a Urueña porque suman,porque no hay desarrollo sostenible sin cohesión social y no hay mayor testimonio que la participación rural viva en esa veintena de eventos que con tanto amor Tamara coordina en,por y para Urueña.2010_0128PRIMERALIBRERIA0008

Sueños como ese otro que con Joaquín Díaz, un soñador para un pueblo,el de Urueña, Tamara Crespo y Fidel Raso están haciendo realidad en las páginas de una publicación con la digna humildad de lo hecho con lo que tanto escasea en esas llamadas altas y adquisitivas esferas.Se llama amor y no es carnal,es rural y es vital.

El Cisco,publicación de,por y para Urueña…

2010_0130PRIMERALIBRERIA0001En La Mancha cisco significa lío y ciscarse morirse de miedo.En Urueña ,me engalana el que esté logrando liar a tantas personas que no se ciscan para andar mucho llevando consigo el cisco-por cierto,un ejemplar estará presente en el Día del Libro en La Mancha del campo de Rus- y con él visibilidad mundial a ese lugar que,poco a poco conozco y del que mucho aprendo gracias a historias de amor como la de Tamara y Fidel. Historia de amor que,sí, está en el libro ¡Larga vida a él y a vosotros !

 

Federico Muelas,el poeta de Cuenca

1910 fue el año de nacimiento de dos poetas.

El uno,poeta del pueblo que por Vientos del pueblo fue arrastrado e inspirado,MIGUEL HERNÁNDEZ

El otro, el poeta de CUENCA.De nombre FEDERICO MUELAS, nació, vivió ( fue farmaceútico y Ldo en Derecho) y murió ( 25 noviembre 1974) en CUENCA, Ciudad Patrimonio de la Humanidad, en la cual-tantas veces desde su hoy olvidado “hocino”-y para la cual escribió su producción poética, de la que comparto hoy pequeños retazos

                                   SONETO A CUENCA:

                               “Alzada en bella sinrazón altiva

                               -pedestal de crepúsculos soñados-,

                               ¿subes orgullos, bajas derrocados

                               sueños de un dios en celestial deriva?

                              ¡Oh, tantálico esfuerzo en piedra viva!

                              ¡Oh, aventura de cielos despeñados!

                              Cuenca, en volandas de celestes prados,

                              de peldaño en peldaño fugitiva.

                              Gallarda entraña de cristal que azores

                              en piedra guardan, mientras plisa el viento

                              de tu chopo el audaz escalofrío.

                             ¡Cuenca, cristalizada en mis amores!

                             Hilván dorado al aire del lamento.

                             Cuenca cierta y soñada, en cielo y río.”

                                                            MI TIERRA, LA QUE YO QUIERO

                                          Castilla: mes de octubre, gris el Cielo.

                                              Amarillos rastrojos, tierras pardas;

                                              Yuntas cansadas, soledad, tristeza,

                                              Azulenco horizonte de montañas.

                                              El austero paisaje preferido,

                                              Castilla, mes de octubre, gris el Cielo;

                                              Amarillos rastrojos, tierras pardas,

                                              La tarde va cayendo lentamente;

                                              El crepúsculo tiende su nostalgia.

                                              Arrastrando el timón vuelve la yunta.

                                              La copla lugareña se desgrana.

                                              Yo también canto. Riman mis tristezas

                                              El consuelo de líricas sonatas.

                                              Del corazón, el clavicordio suena

                                              Pulsado por la tarde castellana.

                                              Mi canto es para ti, tierra, Castilla,

                                              Porque tú vas dictando mis palabras;

                                              Pero dentro, muy dentro, aquí en el pecho,

                                              Mi pobre corazón para ti guarda

                                              Otras trovas más tiernas, más sentidas,

                                              Algo que no se explica con palabras;

                                              Algo que mis silencios te refieren,

                                              Algo que va disuelto con mis lágrimas.

                                              Tú, que me das con la dorada espiga

                                              El pan que solicito en mis plegarias

                                              Y aquel otro manjar más delicioso,

                                              Cual floración de la divina gracia:

                                              Castilla: mes de octubre, gris el Cielo.

                                              Amarillos rastrojos, tierras pardas;

                                              Yuntas cansadas, soledad, tristeza,

                                              Azulenco horizonte de montañas.

                                              El austero paisaje preferido,

                                              El tono gris que rima con mis lágrimas…

                                              Castilla, mes de octubre, gris el Cielo;

                                              Amarillos rastrojos, tierras pardas,

                                              La tarde va cayendo lentamente;

                                              El crepúsculo tiende su nostalgia.

                                              Arrastrando el timón vuelve la yunta.

                                              La copla lugareña se desgrana.

                                              Yo también canto. Riman mis tristezas

                                              El consuelo de líricas sonatas.

                                              Del corazón, el clavicordio suena

                                              Pulsado por la tarde castellana.

                                              Mi canto es para ti, tierra, Castilla,

                                              Porque tú vas dictando mis palabras;

                                              Pero dentro, muy dentro, aquí en el pecho,

                                              Mi pobre corazón para ti guarda

                                              Otras trovas más tiernas, más sentidas,

                                              Algo que no se explica con palabras;

                                              Algo que mis silencios te refieren,

                                              Algo que va disuelto con mis lágrimas.

                                              Tú, que me das con la dorada espiga

                                               El pan que solicito en mis plegarias

                                               Y aquel otro manjar más delicioso,

                                               Cual floración de la divina gracia.

Canción para un poeta (José Luis Perales a Federico Muelas) http://youtu.be/0eT3C5SkLiU

Un libro apasionante sobre el precio del pasado:Recuerda que yo no existo

       Por eso la felicidad es siempre trascendente;pero es una trascendencia de pasado,quien sabe si el arrastre que la hace posible trasciende al propio individuo y trae,confundida, a la filogenia de toda la especie,como si al nacer,en el paquete genético que nos conforma,además de los miedos estuviera también contenida una herencia millonaria de felicidad acumulada desde los primates

                                               ***

        Miguel,nacido en Úbeda un 11 de enero antes de que acabaran los años 50,profesional del Derecho…¿casualidades? Jamás en mí.Sí causalidades que me llevaron a hallar en la magia de las redes sociales a Miguel Pasquau Liaño.A él me sentí atraída por similitud de circunstancias: paisanajes y paisajes, proximidad coetánea y por un oficio que desde mis ancestros me ha hecho sentir a San Raimundo de Peñafort como Patrón de andar por casa.

    Si Aristóteles afirmaba que el conocimiento engendra la duda,en mí ésta se transforma en curiosidad.Así,mi afán por ella me llevó a la lectura de Recuerda que yo no existo “un thriller moral y psicológico sobre la maldad programada.Ejecutada sólo con los instrumentos de una justicia privada y anónima capaz de imponer las penas más sutiles. Una persecución en cuyo desenlace el lector acaba implicado”.

Una novela,la primera publicada,de Miguel Pasquau Liaño, quien con Noches de San Lorenzo-finalista al Premio Jaén 2006-se estrenó como novelista y en los últimos días me ha sorprendido con un relato que no es,os lo aseguro, una historia de amor más.

      Una novela cuya descripción de tiempos,lugares y modas la convierte en testimonio real,fiel y apasionante de un pasado tan cercano para algunos como el de la transición.Un pasado con olores,sabores y saberes tan familiares como los de esa Andalucía que entonces,como Matías Verneda,también y tan bien yo viví.

     Una novela donde la justicia deriva en venganza.Donde ambas son caras de una misma moneda.Anverso y reverso de las mismas páginas donde fraternalmente perviven Caín y Abel en un cielo e infierno en el que indistintamente comparten sus vidas.

    Una novela con reminiscencias lorquianas.No sólo por ser Granada en buena parte escenario de la misma.No sólo porque como Federico refleja el sentimiento trágico de la vida.También por la belleza naturalmente intimista que ambos transmiten.Si el poeta dramaturgo… “Cuando yo era niño vivía en un pueblecito callado y oloroso de la Vega de Granada. Todo lo que en él ocurría y todos sus sentires pasan hoy por mí velados por la nostalgia de la niñez y por el tiempo” el  magistrado novelista evoca  igualmente ríos,pinos,agua…Qué tendrá ese agua que se desliza tan suavemente,ese aire tibio,esa luz mecida por los árboles que envuelven el río.Debe ser la felicidad.Debe ser el paraíso

    Una novela apasionante en la que el sentimiento más innoble y letal,la envidia,ejerce irremisible su efecto “boomerang”.

    Porque no hay dos sin tres,una novela recomendable.Tanto y por tanto como “Mi infierno eres tú” y “Espérame en el Paraíso”.Nada es por azar y así,las tres reivindican el sentimiento más noble que cabe en la complejidad del alma humana.

¿Y qué más noble que un alma que ama,perdona y se arrepiente? no sé si más noble,pero sí mucho más culta y sabia un alma curiosa que sacia su hambre leyendo mucho y sabiendo mucho más.Yo os invito a hacerlo con Miguel Pasquau Liaño y “Recuerda que yo no existo”.