Un libro para saber sobre algo que ¿debe saberse? Casa Luna

2010_1122sampedro0006
En otras ocasiones,aa he compartido sobre los “hijos” del ubetense  Miguel Pasquau Liaño :

*Un libro para disfrutar de la poesía en prosa: Cuando siempre era verano https://anaquelsite.wordpress.com/2016/09/08/un-libro-para-disfrutar-de-la-poesia-en-prosacuando-siempre-era-verano/

*Un libro apasionante sobre el precio del pasado:Recuerda que yo no existo https://anaquelsite.wordpress.com/2015/01/06/un-libro-apasionante-sobre-el-precio-del-pasadorecuerda-que-yo-no-existo/

Hoy,Día de Andalucía 2017 en que de manera entrañable recuerdo tiempos pasados en aquella que también es mi tierra,tiempos del nacimiento de un estatuto de autonomía de una región que todavía necesita levantarse,quiero compartir algunas de mis sensaciones tras la lectura de  Casa Luna,tercera novela de Miguel Pasquau Liaño que,como padre de su ya literaria familia numerosa,le confiere veteranía  y en su caso mucho más que un grado.

Casa Luna  historia  que,según el autor, surge de un hallazgo que hice leyendo a cierto autor. Una hipótesis fascinante al mismo tiempo que inquietante. Y lo que hice, en vez de investigar su veracidad, fue desarrollarla. El protagonista es Marcos Fortuño, un novelista muy famoso, quizás el mejor contemporáneo en lengua española, que se recluye en un cortijo entre olivos para dar a conocer algo importante, pero para él difícil. Lo que le ocurre ese verano en Casa Luna interactúa con lo que está escribiendo.

Casa Luna es relato inesperado,desconcertante-ya lo consiguió el autor con “Recuerda que yo no existo”-y,simultáneamente,es relato familiar en tiempo y espacio de un verano que siempre parece el último-“Cuando siempre er verano”- y de un paisaje al que por familiares y casi centenarias raíces me hallo vinculada.

Casa Luna es novela que necesariamente han de leer mis escritores de raza-va por ti, Oscar da Cunha-como habrá de compartirse en un Día del Libro en La Mancha. Concretamente en el campo de Rus, en la Posada Real de Santa María.Así será el 22 de abril como literario maridaje de dos tierras queridas y muy mías desde que diez décadas  atrás un manchego maridara con ubetense de casa Cuadra conformando una familia que así que han pasado cien años ¡voto a Rus no dé yo uno sino cien ardites porque me digan lo mucho y bueno que por ella ha pasado ! 

Casa Luna un libro para saber algo que… ¿debe saberse,Miguel Pasquau Liaño?