Libros

 

Ahora digo-dijo a la sazón Don Quijote-que el que lee mucho y anda mucho, vee mucho y sabe mucho

     Cita cervantina ésta que en boca del Quijote recibe a los visitantes del Centro e-LEA en Urueña, la singular Villa del Libro española,una población que no llega a 200 habitantes y en cuyo recinto amurallado no se guarda sino que, como debe ser, se comparte el más preciado instrumento de CULTURA e IGUALDAD  !el LIBRO¡

     LIBROS ¡ cuánto mejor nos iría si de las nuestras hiciéramos villas, casas y mentes que en las mismas tuvieran cabida¡

     De hecho y por derecho: por aquel que le confiere el ser universal comunicador, transmisor de conocimiento y, más allá, de actitudes que hoy llamamos habilidades sociales y que no son sino todas aquellas vinculadas a la tolerancia o el respeto. En una palabra, con la calidad de vida más auténtica y alcanzable que no es otra que el saber compartirla en armónica igualdad dentro de nuestras lógicas por humanas diferencias.
     LIBROS que nos acercan, pues, al conocimiento y a la sensibilidad, objetos de la Cultura y la Acción Social.
     LIBROS que igualmente nos acercan a un mejor desarrollo sostenible, objeto de quienes quizá desprecian los anteriores aspectos por estimarlos “no lucrativos” ignorando todo un bosque por un solo árbol o, lo que es igual, sacrificando el logro de una consolidada rentabilidad a largo plazo por el éxito fugaz de un proyecto inmediato.
     LIBROS que pueden provocar y provocan una real demanda turística de quienes, cada día más, buscan hacer de su ocio un espacio para el conocimiento, la tranquilidad y las sensaciones porque “el cliente quiere experimentar además de viajar” dicen los expertos turísticos. Es el Ven y vívelo y aquí el libro, tiene mucho que decir porque, a través del libro, nosotros tenemos mucho y diferente que vivir.

    LIBROS que nos hace libres,como bien manifiesta quien así y muy culto lo es hoy:Eleuterio Sánchez Rodríguez, involuntariamente apodado El Lute y cuyo principal “delito”, el nacer en 1942 en el seno de una familia menchera, supo redimir precisamente no gracias a unas instituciones penitenciarias que poco hacían por la rehabilitación sino gracias al libro,que ha sido su real instrumento de cultura,desarrollo, integración y valoración social.

    LIBROS que en nuestro mundo rural gozan de buenos y cada vez mejores amigos que hacen de éstos un eficaz instrumento de Cultura. También de Desarrollo, como lo siguen comprobando VolOptenses, ese veterano grupo de voluntariado optense que,desde su Centro de Mayores de Huete y liderados por su directora,una apasionada por el libro y sin miedo a crisis materiales, hoy es más consciente de que no sólo el leer mucho no aburre sino que, además de implementar una educación general excesiva y tristemente básica para su generación, sirve para propiciar el andar mucho y, en feliz y recíproca consecuencia para turistas y paisanaje, saber mucho.

22 abril de 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s