García Lorca en Valderrubio

“La barraca manchega” en el cortijo de Daimuz.30 noviembre 2013

Dedicado a mis compañeros de viaje de esa “barraca manchega” con quienes  tan cálidas sensaciones he compartido a pesar de la gelidez de unas jornadas  otoñales por tierras de Granada.

Dedicado a vosotros, apasionados aficionados de ese arte que Federico García Lorca amó y que en La casa de Bernarda Alba con él compartisteis ayer como hoy lo habéis hecho con su paisano de Albolote José Moreno Arenas en Si consientes, no te quejes

Dedicado a vosotros, que por caminos de la vega de Granada habéis descubierto más y mejor a aquel Federico poeta, dramaturgo y, ante todo, bondad hecha persona,

Dedicado a vosotros ,porque quien no conoce la historia obligado está a repetirla,con mi deseo de que como nuestro más inmortal paisano, aquel Andante Caballero Don Quijote, os empecinéis en hacer  tan vuestra como viva aquella frase que por queridas tierras de Rus (capítulo XXV II parte El Quijote)pronunciara convirtiendo en  lema de la cultura, el turismo y  la sabiduría:

    Quien lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho

Federico García Lorca sobre su tierra de la vega de Granada…

*Amo a la tierra. Me siento ligado a ella en todas mis emociones. Mis más lejanos recuerdos de niño tienen sabor de tierra. Los bichos de la tierra, los animales, las gentes campesinas, tienen sugestiones que llegan a muy pocos. Yo las capto ahora con el mismo espíritu de mis años infantiles.

*Cuando yo era niño vivía en un pueblecito callado y oloroso de la Vega de Granada. Todo lo que en él ocurría y todos sus sentires pasan hoy por mí velados por la nostalgia de la niñez y por el tiempo…

*Asquerosa es uno de los pueblos más lindos de la vega de Granada,por lo blanco y por la serenidad de sus habitantes.

                                                                

 Un poema…                                            TIERRA SECA

Tierra seca,

tierra quieta

de noches

inmensas.

(Viento en el olivar,

viento en la sierra).

Tierra

vieja

del candil

y la pena.

Tierra de las hondas cisternas

Tierra de la muerte sin ojos

y las flechas.

(Viento por los caminos,

brisa en las alamedas).

Sobre su coetáneo  paisanaje…

Los niños de mi escuela son hoy trabajadores del campo y cuando me ven casi no se atreven a tocarme con sus manazas sucias y de piedra por el trabajo. ¿Por qué no corréis a estrechar mi mano con fuerza? ¿Creéis que la ciudad me ha cambiado? No… Vuestras manos son más sanas que las mías. Vuestros corazones son más puros que el mío. Vuestras almas de sufrimiento y de trabajo son más altas que mi alma. Yo soy el que debiera estar cohibido ante vuestra grandeza y humildad.

En la Vega de Zujaira ,olivos, para Federico García Lorca “ángeles de largas trenzas con corazones de aceite”

 

Vida y Obra de Federico…
Federico García Lorca nació un 5 de junio de 1898 en Fuentevaqueros, en el seno de una familia de clase media. Familia que vivía de la tierra de la que eran propietarios, lo que entonces, como en tantos lugares andaluces y también manchegos, la desigualdad cultura hacía envidiar como sector social y económicamente privilegiado.
Su infancia transcurrió en tierras de Valderrubio, pedanía de Pinos Puente, y que hasta 1943 tuvo por nombre Asquerosa.Circunstancia ésta que Federico que tanto amó la belleza, evitó firmando sus primeros poemas En la Vega de Zujaira.
Tierras de la Vega de Granada las del pueblo de Asquerosa, hoy Valderrubio, en donde se conserva su casa-museo . www.museolorcavalderrubio.com
Museo que bien merece conocerse de la mano de quien con tanto amor lo comparte como Pepe, maestro de la edad de Valderrubio que habla como aquellos personajes de Doña Rosita la soltera porque así y aquí lo aprendió el autor. Muy cerca, la que fue casa de Frasquita Alba ,reconvertida en inmortal y trágica Bernarda por Federico, hoy espera igualmente ser reconvertida en otro centro cultural lorquiano.
Tierras de la Vega de Granada como el cortijo de Daimuz, adonde Federico vivió “Infancia apasionada correteando desnuda por las praderas de una Vega sobre un fondo de serranía”.
Infancia que tanto y tan bellamente conformaron la sensibilidad de este literato miembro de la Generaciòn del 27 así llamada porque sus componentes-Juan Ramón Jiménez, Rafael Alberti o Vicente Aleixandre, entre otros- se dieron a conocer ese año en el Ateneo de Sevilla en un homenaje al poeta cordobés Luis de Góngora en el III Centenario de su muerte.

Federico García Lorca compartió con todos ellos belleza, cultura, vida…independientemente de que no todos compartiesen idéntica ideología.
Precisamente la de García Lorca, aún supuestamente burgués de cuna, fue derivando a la izquierda como en el caso de tantos compañeros-ahí Juan Ramón-lo que le llevó a ser blanco de odios y envidias mortales.
Tanto que el 16 de agosto de 1936, fue detenido en la casa de Granada de sus amigos Rosales-Luis, poeta y José, jefe de la Falange en esta provincia-paradójicamente, por Ramón Ruiz Alonso, padre de tan genial cómica como lo fue Enma Penella. En la madrugada del 18 ó 19 de agosto, fue fusilado junto a un maestro y dos banderilleros junto a un olivo y próxima otra fuente, la Fuente Grande- Aynadamar árabe o Fuente de las Lágrimas- en la carretera que une Víznar y Alfacar. Se trataba del final de una historia llena de rivalidades políticas en la ciudad en la que habitaba “la peor burguesía de España”, como dijo el poeta.
Quedémonos hoy con la vida de un poeta,por cierto el más leído en lengua española:Romancero Gitano, Diván del Tamarit, Poeta en Nueva York, etc.

Quedémonos  con la de un dramaturgo-Yerma, Doña Rosita la soltera o el lenguaje de las flores, La Zapatera prodigiosa, Mariana Pineda, La casa de Bernarda Alba– que anduvo caminos con La Barraca , un grupo de teatro universitario por Federico García Lorca dirigido y cuyo nacimiento tuvo lugar al comienzo de la Segunda República ,integrado en el proyecto de dicho gobierno denominado Misiones Pedagógicas, cuyo objetivo era llevar el teatro clásico español a zonas con poca actividad cultural, como entonces-y aún hoy-las rurales.
Quedémonos, no menos, con su vida. La vida de un hombre bueno que por ello fue envidiado hasta la muerte. Bondad que mejor hubieran tratado de emular en sus vidas quienes, cierto, mataron a Federico pero jamás su sentir que en  su tierra y en su obra hoy pervive.

Leamos y aprendamos de ella http://www.garcia-lorca.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s