Un libro sobre el gran timo de la mujer moderna:Nosotras,que lo quisimos todo

Dedicado a “su niña” ISABEL TORRIJOS,quien un 6 de julio llegó a la vida como el mas ilusionante chupinazo y así que han pasado poco más de veinte años espero y deseo sólo quiera y luche por todo aquello que le haga sentir más y mejor persona.

Pregúntate a tí misma ¿qué harías si no tuvieras miedo? y ,a continuación vé y hazlo

        Así de rotunda se manifiesta la periodista Sonsoles Ónega por boca de Beatriz,protagonista de “Nosotras que lo quisimos todo” una novela-ensayo en la que con ironía trata del inmenso timo que en pleno siglo XXI sigue suponiendo esa tan demagógica liberación femenina para aquellas a quienes nadie contó que “dicha liberación era un espejismo” porque “nadie cede privilegios de manera gratuita y ellos menos”

     Ni siquiera lo contaron congéneres que nos precedieron en esta lucha-Beatriz bien podría ser hija de tantas de nosotras como nieta de una mujer nacida en 1926-como tampoco contempóraneas que tantas veces nos convertimos en enemigas.Lo afirmó Madeleine Albright “Mi lema es que existe un lugar en el infierno reservado para las mujeres que no se ayudan unas a otras”

       ¿Envidia? ¿miedo? ¿comodidad? ¡cuántas veces yo misma me lo pregunto a diario! y… ¡cuántas veces mi respuesta sigue siendo la misma ! Ojalá tú, Isabel, no llegues a saber nunca la respuesta porque nunca ya ni tú ni tus coetáneas ni aquellas que nos sucedan necesiten hacerse la pregunta . 

       Nosotras que lo quisimos todo…un libro que me recomendó una amiga que ,como tantas, se siente víctima del gran timo: Una madre,hija,esposa,hermana,sobrina,trabajadora dentro y fuera del hogar, universitariamente formada pero en permanente proceso formativo y ¡más difícil todavía! pacida urbana pero nacida y educada rural… Sí ¡una mujer moderna!…y timada por una liberación que,como a Beatriz,le agobia.

       Por no ser, casi tampoco trabajadora ni dentro del hogar-confieso me aburre sentirme “maruja”-ni hoy tampoco fuera,si nos referimos a ese exclusivo material y generosamente reconocido que debería hacer sentir tan realizadas a las personas que tienen la oportunidad de desempeñarlo.

       Al menos,si estoy en permanente proceso formativo que para mí es la EDUCACIÒN clave para discernir entre querer todo o lograr sólo lo que precisamos para sentirnos bien con nosotras mismas.

      Sentir…¿quienes de nosotras nos lo planteamos cada día al abrir los ojos? ¿quienes hacemos revisión de esa mochila antes de dejarnos caer cada noche en los brazos de Morfeo? Sí,lo reconozco, yo no soy mujer moderna,sólo pretendo vivir y dejar vivir pero sintiendo que soy yo,no una copia-siempre mala-de aquella otra..u otro,al que envidiamos simplemente porque no nos gustamos.

    ¿Ser? ¿sentir? ¿tener? ¿querer?… 

     La gente nace y se casa,vive y muere en medio de un tumulto tan frenético que uno pensará que enloquecerán. Ya lo decía a primeros del siglo XX William Dean Howells pero lo que el mundo necesita-y lo que el vivir Slow ofrece y yo os recomiendo,como recomiendo la lectura  de “Elogio de la lentitud” (Carl Honoré)-es la libertad de buscar y elegir el ritmo que a cada una haga feliz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s